Muertos están en la intemperie
Cortesía
22 Jun 2021 03:20 AM

En Cartagena denuncian clínica que mantiene cadáveres al aire libre

Angélica María
Cassiani Barrios
@Agkkssiani
Solicitan intervención por parte de las autoridades competentes.

Familiares del maestro Rigoberto Lezama, artista adoptado por Cartagena, que murió el por aparentes complicaciones del covid-19, el 20 de junio, se encuentran consternados por el trato que reciben los difuntos en la Clínica Madre Bernarda donde se registró el deceso del músico. 

Luisa Lezama, hija de Rigoberto, sostuvo que, "el cuerpo de mi papá permanece en una capilla, me dijeron que lo tenían con full aire y no es real, tiene es un abanico y 32 grados de calor. No me hacen entrega del cadáver hasta no tener la prueba de covid-19, para determinar si se le hace la sepultura como se la merece. Los otros muertos están sin ningún protocolo de bioseguridad, están en el patio de la Clínica, todo el mundo trabajo y nadie dice nada, la Clínica dice que ellos no están obligados a tenerlos". 

 

Añadió que, "yo pido que me den los resultados, finalmente me dijeron que no le había practicado ninguna prueba covid-19, se evidencia otra irregularidad a parte de la disposición de los cuerpos y es falsedad en documento, porque me había dicho que si le habían practicado la prueba y no es real. Nunca apareció el resultado de la prueba". 

Rigoberto Lezama había recibió la Orden Pedro Romero, por parte del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, este artista dedicó más de setenta años a la música.

"Mi papá prácticamente estaba hospitalizado en la casa, como era fumador tenía problemas respiratorios, tenía problemas cardiovasculares, cálculos y dio positivo para covid-19; tenía muchísima más dificultad para respirar y se decide llevarlo a la Clínica Madre Bernarda, eso fue el 16 de junio, lo aíslan y lo meten en sala covid. Falleció cuatro días después y cuando llegamos a la clínica ya estaba embalado en bolsa blanca, tipo covid", narró Luisa Lezama.

Lea también: Niña de 3 años fue grabada tomando licor en Cartagena

Aseguró que, "decidí ir al lugar donde están en reposo los cadáveres mientras me resolvían lo de la prueba de covid y me encuentro con ese cuadro grotesco que todos los muertos están en la intemperie. Los muertos están en un jardín tirado y con los pies afueras". 

El cuerpo de Rigoberto Lezama permanece en la Clínica Madre Bernarda, sin preparar dentro de una bolsa plástica.