los ex guerrilleros no abusan de los precios para aumentar su clientela
Estefany Rodríguez Flórez
30 Abr 2020 08:56 AM

Ex guerrilleros de las Farc, confeccionan tapabocas en Tierra Grata Cesar

Estefany María
Rodríguez Flórez
@rfperiodista
Los tapabocas son vendidos a buen precio, para motivar su compra por docenas

En medio de la escasez y preocupaciones por la falta de alimentos en esta cuarentena, un grupo de excombatientes de las FARC decidieron buscar su propio sustento.

Aunque los implementos para la elaboración de los tapabocas son incluso más escasos que mismo elemento de protección, algunos ciudadanos al ver esta bonita iniciativa han contribuido al negocio de quienes hoy día se ganaron el respeto en Tierra Grata.

“Casi no hay como hacerlos, la mayoría de los negocios están cerrados, pero tenemos amigos que apoyan nuestra iniciativa y hasta gratis nos traen algunos materiales para que podamos trabajar” Dijo el líder de este emprendimiento.

También puede leer: Mujeres protestan en zona rural de Cesar por falta de alimentos

Al inicio esta idea no convenció mucho algunos ex combatientes, que trabajaban  antes de la cuarentena, en  proyectos productivos, de ecoturismo, textiles y hasta de panadería, porque consideraban que las ganancias no solventarían sus necesidades, pero fue tal la insistencia que se motivaron, y desde hace 15 días aportan un grano de arena en el cuidado y protección de los habitantes del departamento del cesar.

El gerente de Tierragracop, una cooperativa creada para apoyar la reincorporción  en esta comunidad del Cesar, aseguró que la intensión es continuar con este proyecto, incluso cuando finalice el aislamiento social obligatorio.

“Queremos aportar más para que nuestro apoyo a la salud sea mayor y aunque por ahora trabajamos con lo que tenemos a la manió esperamos que más adelante contemos con un mayor número de producción y llegar a más personas” Dijo Oscar Guerra  representante de la cooperativa Tierragracop.

Cabe destacar que antes de la emergencia sanitaria las confecciones de textiles que adelantaba los ex guerrilleros era con  las mismas máquinas de coser que usaron durante la guerra, con las cuales tienen contratos con la Cámara de Comercio de Valledupar y empresas privadas a las cuales les confeccionan uniformes de sus empleados.