Policía del Atlántico
Policía Nacional
10 Abr 2020 09:14 AM

Dos hechos alteraron la tranquilidad del jueves santo en municipios del Atlántico

Nixon
Carvajal Rincón
@nixonucarvajalr
En Luruaco y Sabanalarga se presentaron dos casos atendidos por la Policía.

Dos hechos ocurridos en los municipios de Luruaco y Sabanalarga afectaron el orden público y la normalidad con la que trascurría la jornada de jueves santo en el departamento del Atlántico, celebrada en casa debido a la medida de aislamiento preventivo decretada en el país.

En el primer caso, en el marco de un operativo contra redes de micro tráfico local adelantado por unidades de Policía del Atlántico en el municipio de Luruaco, un enfrentamiento entre presuntos expendedores de drogas y miembros de la fuerza pública dejó un saldo de una persona muerta y tres capturadas.

El coronel Hugo Fernando Molano, comandante de la Policía del Atlántico, entregó detalles del incidente.

Lea aquí: 'Pico y cédula' cambiará desde este lunes en Barranquilla

“Unos policías en unos controles hacen registros a unas personas que normalmente están en el tema del expendio de estupefacientes. Se logra la captura de tres personas por porte ilegal de armas de fuego y porte de estupefacientes y hay una asonada en contra de los policías, en donde lanzan piedras; ahí se genera un intercambio de disparos”, indicó el alto oficial.

Un sujeto murió en un hospital local a donde fue trasladado, luego de recibir un tiro en el tórax, en medio del intercambio de disparos.  Esta persona de acuerdo a información suministrada por las autoridades, registraba antecedentes por el delito de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.

En el municipio de Sabanalarga, un caso de intolerancia irrumpió la reverencia con la que las familias de la población conmemoraban en casa los misterios de la sacra fecha.

Lea además: Entregan 1,5 millones de litros de agua en Atlántico ante emergencia por coronavirus

Un joven, preso de la ira, literalmente le prendió fuego a la casa de la abuela porque supuestamente le robaron un gallo fino de su propiedad.

“Fue un caso de violencia intrafamiliar del sujeto que, por no manejar el tema del conflicto, supuestamente aduce que le tomaron o le maltrataron un gallo de pelea fino que él tiene y por eso ante el mal manejo de la ira, generó el incendio de la casa de la abuela, la Policía llega inmediatamente y logra momentos después la aprehensión del joven”, puntualizó el jefe de la institución armada en el departamento.

Unidades de bomberos atendieron la emergencia y sofocaron las llamas de la humilde vivienda.