Partido de fútbol
Partido de fútbol. Imagen de ilustración.
Ingimage
20 Mayo 2020 06:45 PM

Sigamos disfrutando del fútbol

Ángel Julio
Rodelo
@AngelJulioRode1
El fútbol en esencia es un espectáculo, que genera un divertimento para todas las clases sociales, pero también es una industria

En los primeros anuncios del reinicio del fútbol, sin público en la tribunas, algunos chocaron con esa idea. Uno de ellos fue el argentino César Luis Menotti. “El fútbol sin público es horrible”, expresó ‘El Flaco’ en abierta contraposición a jugar en escenarios deshabitados de espectadores.

La opinión de Menotti es respetable, como también, más allá del romanticismo de los puristas, se tiene que considerar el deseo de quienes desean que el balompié se reanude en todas las latitudes. El tema tiene tanto de ancho como de largo. Y no se puede desestimar ninguna arista.

El fútbol en esencia es un espectáculo, que genera un divertimento para todas las clases sociales, pero también es una industria que, como tal, mueve la economía de todos los involucrados. Entonces, en ese tenor, los intereses de quienes están en el mundo del fútbol también hay que tenerlos en la cuenta.

Puede leer: FCF citó a presidentes de clubes a reunión con Álvaro Uribe

La Bundesliga de Alemania dio el primer paso y se ha convertido en el paradigma de una reactivación que será gradual en todos los países del orbe. Los teutones comenzaron y, ese envión, seguramente impulsará a otras ligas a reactivarse pronto. Y así será. Se asumirán los protocolos de rigor pero, lo más importante, es que el fútbol, denominado “El mejor espectáculo del Mundo”, lo veremos en la pantalla y lo escucharemos en la radio, viviéndolo con la intensidad de siempre, aunque ahora se sigan una normas y conductas que tendremos que asimilar, pero que no le quitará el poder de atracción que tiene.

No importa que no haya abrazos, que las celebraciones de los goles sean menos efusivas, pero es lo que hoy tenemos, es la opción que nos ofrecen y en esta nueva forma debemos seguir disfrutando del fútbol, mientras todo retorne a la normalidad.