Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa.
Cortesía Alerta Tolima
12 Ene 2021 02:59 PM

Secuestran a tres miembros de una misión médica en zona rural de Riohacha

Los profesionales de la salud habrían sido plagiados por el ELN.

Cuando se dirigían a atender a pacientes del corregimiento de Tomarrazón, al sur de Riohacha, fueron secuestrados tres miembros de una misión médica por hombres que al parecer harían parte de la guerrilla del ELN.

Los plagiados son el medico Fabián Guerra Ortiz, quien se movilizaba en compañía de su hermano Oswaldo Guerra Ortiz, ambos oriundos del municipio de Hatonuevo y una fonoaudióloga que aún no ha sido identificada.

Lea también: Adelantan operativos para garantizar la seguridad en barrios de Riohacha

“los profesionales de la salud se trasladaban por la vía, tuvieron que parar para solucionar un impase técnico que se presentó en el vehículo y en ese momento salieron hombres armados quienes se identificaron como miembros del ELN y se los llevaron con rumbo desconocido". señaló Jazmanis Rivas, secretario de gobierno del municipio de Hatonuevo.

 Añadió que, "hemos sabido que afortunadamente en este momento no está comprometida la integridad física de los dos hermanos y tampoco la de la fonoaudióloga”. 

Le puede interesar: Cierran barrios en Riohacha para frenar brote de COVID-19

Desde que se conocieron los hechos, las autoridades se encuentran reunidas con el fin de definir estrategias que permitan que la búsqueda de las tres personas resulte efectiva y que puedan retornar sanos y salvos al seno de su hogar.

“Las autoridades de Hatonuevo, Riohacha y del orden departamental ya están elaborando la respectiva hipótesis del caso y desplegando los operativos necesarios para, si es posible, hoy mismo lograr la liberación de estas personas. En las próximas horas estaremos adelantando un consejo extraordinario de seguridad para analizar la situación”, agregó Rivas.

Por su parte, los familiares del médico y su hermano quienes son hijos únicos, manifestaron su preocupación y confirmaron que los captores ya se comunicaron para exigir dinero por la liberación.