Jovencitas denuncian acoso en servicio público
Jovencitas denuncian acoso en servicio público
Suministrada
20 Feb 2020 08:00 AM

Seis jovencitas denunciaron ser víctimas de acoso sexual a bordo de busetas en Ibagué

Una de ellas fue perseguida por varias cuadras luego de bajar del vehículo de transporte público.

Ya son seis las mujeres que se han atrevido a contar como fueron víctimas del abuso y el acoso sexual por parte de hombres en vehículos de servicio público tipo buseta en la ciudad de Ibagué, todas ellas jóvenes entre los 20 y los 24 años que se disponían a ir a sus casas o lugares de estudio cuando fueron acorraladas y manoseadas por los depravados. 

Además: Capturaron a un hombre que en un ataque de celos casi mata a un auxiliar de la Policía

En anteriores publicaciones en Alerta Tolima se hacía mención de una universitaria de 24 y dos chicas de 20 años que fueron violentadas mientras viajaban a bordo de las rutas 43, 23 y 48; estos testimonios han servido como aliento para que otras mujeres quieran contar también su historia, como lo fue el caso de dos jovenes de 21 años quienes escribieron a esta redacción como habían sido objeto de acoso sexual, la primera cuando tenía 14 años y la segunda hace pocos días, en la ruta 90.

No obstante, una de las historias que escuchó esta redacción de noticias y que causa más preocupación tuvo lugar en la ruta 19, donde la afectada fue otra joven de 20 años. 

Los hechos ocurrieron hace algunos días, la víctima tomó el automotor naranja en la Arboleda Campestre con destino a su casa, a eso de las 07:00 de la noche, a pesar que la buseta iba vacía, en pocos minutos se empezó a llenar. 

Ya en Las Américas su compañera de puesto se bajó y a su lado se hizo un adulto mayor vestido de camisa azul que llevaba tiempo de pie, cosa totalmente normal hasta el momento, sin embargo, poco después, cerca del aeropuerto empezó ha arrinconarla contra la ventana. 

En esos momentos, pese a la incomodidad, la joven pensó que lo que estaba pasando obedecía al movimiento de la buseta y que esta iba muy llena, no obstante, de repente ella sintió como el codo izquierdo del sujeto se introdujo entre sus piernas y presionó con fuerza en su pelvis mientras realizaba movimientos. 

También: Hoy Paro Nacional de 48 horas

La joven de 20 años, a pesar de sentirse sumamente atemorizada consiguió quitarse de encima al acosador, usando para ello un bolso que llevaba, no obstante, no pudo gritar o pedir ayuda por el miedo a la reacción del sujeto y que nadie le creyera. 

Lo más preocupante del asunto es que al momento en que la afectada se bajó en el sector de la glorieta de la 80, el individuo también se levantó y le dedico una mirada morbosa y amenazante descendiendo de igual manera de la buseta y siguiéndola por varios metros.

Nuestra denunciante, llena de miedo, entró a una panadería, esperando que el abuelo pervertido que la había tocado y que ahora la perseguía desistiera de sus intenciones. 

Mientras las manecillas del reloj avanzaban, la joven logro calmarse un poco y se asomó a la calle, donde afortunadamente ya no estaba el depravado que la había acosado. 

Lee aquí: Sicarios acaban de balear a un hombre en el Jordán

A pesar de esta amarga experiencia que le dejó secuelas, la veinteañera decidió unirse a los testimonios de las demás jóvenes víctimas de acoso que han decidido denunciar a través de Alerta Tolima, esperando todas ellas que las autoridades, en cabeza de la Secretaría de Tránsito municipal y la Secretaría de la Mujer departamental para que se tomen cartas concretas en el asunto y así brindar una solución de fondo que evité que dichas situaciones continúen presentándose en las calles de la capital tolimense. 

Entre tanto, este fue el testimonio en el cual la joven narró cómo fue tocada y perseguida por este hombre: