Domingo de Ramos
Colprensa
28 Mar 2021 04:15 PM

Arzobispo de Barranquilla agradeció apertura de los templos para esta Semana Santa

Vanessa
Saldarriaga Soto
@saldarriagasoto
Durante su homilía, recordó a los sacerdotes fallecidos por Covid-19.

El arzobispo de Barranquilla, monseñor Pablo Emiro Salas, agradeció la oportunidad de contar en esta Semana Santa con templos acompañados por feligreses de manera presencial. Esto lo catalogó como "pura gracia del señor", al recordar que hace un año estuvo completamente solo celebrando la misma eucaristía en una catedral sin personas.

"Cuando estaba leyendo la palabra me acordé de cuando la leí el año pasado en esta catedral. Estaba solo. Pero ni ustedes ni yo sabemos si la vamos a escuchar el año próximo, porque lo único que tenemos es el hoy. Y por eso hay que agradecer", señaló durante la homilía. 

También le puede interesar: “Raspando la olla”, está el alcalde: consiguiendo dinero para salvar Transcaribe

En medio de la reflexión que realizó, recordó la memoria de los sacerdotes fallecidos por covid-19 y, a su vez, al del arzobispo de Santa Marta, quien también falleció por el virus. Advirtió que esta pandemia ha dejado más de 60 mil víctimas mortales en el país y que si no se siguen tomando medidas de autocuidado, no podrían estar nuevamente ocupando esos puestos en la próxima semana mayor. 

"Más de 60 mil han muerto, pero tu estás aquí o estás siguiendo la transmisión. Pregúntate por qué Dios lo ha permitido para ti y para otros no. Yo he tenido que enterrar a un obispo hermano en Santa Marta y tuvimos que enterrar a dos sacerdotes presbíteros de esta arquidiócesis. Debemos reflexionar y agradecer", expuso monseñor.  

Puede ser de su interés: Delincuentes roban joyería en Barranquilla, tras amenazar con hacer explotar una granada

Con este encuentro se oficializó el inicio de la semana mayor para el departamento del Atlántico, la cual cuenta con el apoyo de la gobernación, con el fomento de la ruta religiosa. Con esta se busca permitir el desarrollo de los encuentros religiosos bajo condiciones de bioseguridad con aforos al 35% y el uso frecuente del tapaboca.