Audiencia desmembrado
Captura de pantalla de la audiencia de imputación de cargos de alias Gokú.
RCN RADIO
21 Jun 2022 08:33 PM

Así fue la tortura, crimen y desmembramiento de un hombre en el sur de Barranquilla

Gabriel
Salazar López
@gsalazarlopez
En medio de la audiencia de imputación de cargos de uno de los presuntos responsables, la Fiscalía entregó detalles del caso.

A las 5:00 de la tarde de este miércoles ante el juzgado séptimo penal municipal con funciones de control de garantías se llevó a cabo la audiencia de imputación de cargos en contra de Absalón David Noriega Vízcaíno, alias Gokú, quien es acusado por la Fiscalía General de la Nación de haber participado en la tortura, crimen y desmembramiento de Angelo Aldair Cerra Jaimes, el pasado 4, 5 y 6 de junio en el sur de Barranquilla.

Fue el fiscal especializado Rodrigo Restrepo, el encargado de dar a conocer el relato de los hechos que se registraron en la azotea de un hotel situado en el sur de la capital del Atlántico por parte de varios integrantes de la banda criminal de los ‘Rastrojos Costeños’.

“Cerra Jaimes' estaba en ese lugar (hotel) en compañía de una mujer con la que, al parecer, el hoy occiso tenía una relación sentimental o había tenido. Una vez que lo suben a la azotea del hotel Spanic, que es de dos pisos, donde proceden a golpear brutalmente a Angelo Aldair y proceden a amarrar a Zúñiga con unas sábanas del hotel en mención”, asegura el funcionario judicial.

Asimismo agregó que la víctima luchó por su vida ante las personas que lo habían sometido la noche del sábado 4 de junio.

Le puede interesar: Más de 600 pacientes han sido atendidos por urgencias de salud mental en el Atlántico

Angelo lucha por su vida y antes de morir logra quitarle un machete alias El Gato y herirlo en una de sus piernas, lo que exaspera la ira de estos sociópatas, quienes proceden a golpear, amarrar y torturar a la víctima después de que ya lo tenían sometido entre Absalón David, alias Gokú, El Gato y posiblemente alias Juanchito”, agregó Restrepo en medio de la diligencia.

Además, dio a conocer que todas estas actuaciones eran observadas a través de una videollamada por Ober Ricardo Martínez, alias Negro Ober, y Jesús Armando Olivares Guzmán, alias 07.

“Después proceden a torturar a Angelo metiéndole una manguera por la boca con agua para ahogarlo, también le echaban agua por la nariz para que se ahogara y posiblemente hablara o dijera, ya que lo tildaban de ser un informante de la Policía o pertenecer a ‘Los Costeños’, grupo criminal contrario a los Rastrojos Costeños, situación que no es cierto porque no hay evidencia de eso”, detalló el fiscal.

¿Por qué mataron a Angelo?

El fiscal del caso en medio de su relato dio a conocer que días atrás en ese hotel, la Policía Metropolitana de Barranquilla había llegado e incautado un arma de fuego que nunca fue reportada a la central de radio y que creían que el hoy occiso era quien estaba entregando dicha información a las autoridades.

“Anteriormente, un miembro del cuadrante le había quitado el arma de fuego a uno de los sujetos de los ‘Rastrojos Costeños’ que frecuentan en ese hotel. Dicha arma de fuego no fue puesta a disposición de las autoridades y, al parecer, hubo un acto de corrupción, donde la Policía no capturó al sujeto, pero si le quitó el arma de fuego situación que hizo que señalaran a Angelo como la persona que, presuntamente, le había llevado la Policía a los ‘Cachorros de Ober’ como se puede escuchar en las interceptaciones. Esto, al parecer, fue el detonante del móvil que hizo que cuando Cerra llegara al hotel ustedes llamaran por videollamada al ‘Negro Ober’, quienes dieron la orden de asesinarlo”, precisó el fiscal del caso.

El funcionario judicial siguió con su relato y dio a conocer que el domingo 5 de junio ya había muerto Angelo Cerra.

 

“Todo esto que pasó lo observó Zuñiga, quien estaba amarrado en la azotea, mientras que a la señora que tenía una relación con la víctima la bajaron a la habitación número 6, donde la dejaron encerrada. A las 5:00 de la mañana se van del lugar alias Gokú y el Gato en una motocicleta. Al señor Zúñiga le perdonan la vida y lo dejan libre en la madrugada del domingo”, relató el fiscal.

El fiscal Restrepo aseguró en la audiencia que el hoy imputado se dirigió a donde dos presuntos integrantes de los Rastrojos Costeños que viven cerca del lugar de los hechos, estaba asustado y con los zapatos manchados de sangre diciéndoles que: “Acabamos de matar a Angelo con golpes, cuchillo y ahogado. Habían participado el Gato y Gokú”.

En ese momento, el hoy imputado, según la Fiscalía, demoró algunos minutos en ese lugar, pero que tuvo que devolverse al hotel por una orden que habría dado el ‘Negro Ober’.

“La orden que dio el ‘Negro Ober’ y ‘07’ era que tenían que desmembrar el cuerpo y que si no tenía los huevos para desmembrarlo tenían que buscar quien lo hiciera y fue por eso que buscaron a alias Juanchito, otro integrante de este grupo criminal”, aseguró el ente investigador.

La Fiscalía en medio de la diligencia judicial dio a conocer que Absalón Noriega a eso de las 12:00 a 3:00 de la tarde del domingo 5 de junio, empezaron a desmembrar por partes a Angelo Aldair Cerra Jaimes y usted comenzó a filmar un video con su teléfono celular, video que le envió a uno de los integrantes de este grupo criminal, donde usted llegó a informarle lo que había pasado. Dicho video fue entregado a la Fiscalía y que tienen en su poder, donde se aprecia la forma brutal en la que alias Juanchito y de acuerdo a la evidencia usted filmaba el desmembramiento, se observa a Angelo sin vida y se observa que le están desmembrando el brazo izquierdo, se ven unos sacos de fique que dicen San Andrés, dichos sacos fueron encontrados con los restos de la víctima”.

Lanzamiento de los restos humanos en barrios del sur de Barranquilla

La Fiscalía sostuvo en medio de esta audiencia de imputación de cargos que a eso de las 3:00 de la tarde del domingo “las dos piernas son metidas en un saco, el tronco en otro saco, los dos brazos y la cabeza en otro saco y fueron tirados en tres partes cerca del lugar donde fue el crimen. Ese domingo a eso de las 5:00 de la tarde, la ciudadanía alerta de los restos encontrados y el día lunes se encuentra la cabeza y los dos brazos”.

Hay que decir que estos hallazgos ocurrieron en los barrios Los Laureles, Galán y Las Cayenas, en el sur de Barranquilla por la misma comunidad.

El ente investigador sostuvo que luego de estos hallazgos ordenaron allanamientos al hotel antes mencionado y encontraron abundante evidencia traza (sangre de la víctima) que fue obtenida a través de las luces especiales con las que cuenta el personal de criminalística de la Fiscalía.

La Sijín de la Policía Metropolitana de Barranquilla logra incautar un vehículo Renault Logan, de color gris, de placa HTQ-110, en el que luego de desmembrar a la víctima la sacan y la montan en dicho vehículo en los costales y bolsas negras. Ese carro fue dejado en un lavadero de Soledad, Atlántico, donde la Policía logró incautar y al realizarle las pruebas forenses se encontró evidencia traza (sangre de la víctima)”, dijo el fiscal.

Restrepo asegura que en medio de las investigaciones que realizaron varios testigos señalan al hoy imputado de haber participado en este atroz crimen.

“Además, le robaron a la víctima un teléfono celular, pero días antes le había robado otro celular, uno avaluado en ochocientos mil pesos y el otro en un millón doscientos mil pesos. También, le hurtaron la motocicleta a Zúñiga, pero no la hemos ubicado porque este último está escondido y tiene miedo”, detalló el Fiscal.

Tras terminar el relato, el ente acusado le imputó los delitos de homicidio agravado, hurto calificado agravado, tortura y secuestro simple. Alias Gokú no aceptó los cargos y la audiencia de medida de aseguramiento quedó programada para este miércoles 22 de junio a las 2:00 de la tarde.

Fuente
Sistema Integrado de Información