Policía evitó intento de robo en un cajero electrónico
Ingimage
13 Sep 2020 07:16 PM

Gracias a la Policía ciudadano recuperó dinero atascado en un cajero electrónico

Nixon
Carvajal Rincón
@nixonucarvajalr
Patrulleros de la institución ayudaron a un ciudadano a recuperar 200.000 pesos.

Momentos de preocupación vivió un ciudadano, luego de intentar retirar 200.000 pesos de un cajero electrónico, ubicado en la Vía 40 con calle 72, en el cual luego de adelantar el procedimiento en pantalla y recibir la autorización de recibo de la cantidad, el dispositivo no entregó los billetes.

Luego de minutos de espera, el ciudadano llamó al Comando de la Policía de Barranquilla para que le ayudaran a recuperar el dinero que extrañamente el cajero no le entregaba.

Al lugar llegaron patrulleros de la Unidad de Reacción Bancaria de la Policía Metropolitana, quienes adelantaron un procedimiento de intervención al cajero, el cual posteriormente permitió que el ciudadano pudiera recibir el monto requerido.

Lea aquí: Murió un presunto ladrón luego de intentar robar a un policía en Barranquilla

Los agentes del orden desplegaron un cuidadoso trabajo en el artefacto, hallando un dispositivo magnético, colocado por delincuentes, que impedía que la máquina retirara los billetes, acumulando el dinero para ser retirado posteriormente.

Uno de los patrulleros explicó lo sucedido y la singular forma de intento de robo.

Lea además: Autoridades incautan más de media tonelada de cocaína en un taller de Barranquilla

“La persona hace la diligencia, retira su dinero, la transferencia sale, bota el recibo, pero como está la platina, el dinero queda retenido. La persona que no tiene conocimiento se retira a llamar y a verificar en la entidad, la persona se encuentra aquí a su alrededor y enseguida ingresa. Retiran la platina, el cajero ya procesó y enseguida manda la plata”, indicó el uniformado.

El ciudadano recibió el dinero y agradeció el apoyo de la institución. La modalidad de hurto en cajeros, está diseñada por la delincuencia para aprovecharse del descuido de los usuarios, quienes al notar el supuesto error de la máquina y al salir a reportar a la entidad bancaria el problema, el antisocial ingresa al cubículo y toma el dinero.