Imagen de referencia.
Cortesía Policía.
4 Nov 2020 07:37 PM

Multan a cuatro concejales de Manatí tras ser sorprendidos en 'covid-fiesta'

Tatiana Andrea
Roenes Cadena
@tatianarohenes
Los cabildantes violaron el toque de queda que regía en el municipio, en medio de la festividad.

En la noche de Halloween, varias fiestas fueron apagadas en el departamento del Atlántico, una de ellas fue descubierta en un estadero en el municipio de Manatí, donde las autoridades sorprendieron a cuatro concejales departiendo. 

Ante estos hechos, a los funcionarios identificados como Jesús Coronado del Partido Conservador; Gina Cantillo, Liberal, José Caicedo, del Partido Verde y Alejandro Machacón, Cambio Radical, les impusieron comparendos de 32 salarios mínimos diarios legales vigentes, tras violar el toque de queda que regía en el municipio en medio de dicha festividad.

También le puede interesar: En Barranquilla reanudan ensayo clínico de vacuna experimental contra el Covid-19

El coronel Fredy Patiño, comandante operativo de la Policía del Atlántico, afirmó que los cabildantes fueron descubiertos en la fiesta en el momento en que se les solicitó su identificación. 

"El departamento de Policía del Atlántico, de acuerdo a los controles realizados el fin de semana de Halloween y el día de los angelitos, realizó un cierre de un establecimiento abierto al público, el cual se encontraban estas personas departiendo en el municipio de Manatí", detalló el coronel Fredy Patiño.

Vea además: Fiesta clandestina con 400 personas en zona insular de Cartagena

"Se procedió a cerrar este establecimiento y dentro del procedimiento se les hace la orden de comparendo, por el comportamiento contrario a la convivencia a las personas que estaban allí. Al revisar su número de cédula se logró evidenciar cuatro concejales de Manatí, por lo que la orden de comparendo se pasó a la inspección del municipio", agregó el comandante operativo de la Policía del Atlántico. 

Por otro lado, se dio a conocer que las más de 30 personas que se encontraban en el lugar no portaban elementos necesarios para protegerse del contagio, tales como tapabocas. Asimismo, no había ningún tipo de protocolo de bioseguridad para prevenir el covid-19.