Buscan eliminar prohibición al porte de armas
Imagen de Marcus Trapp en Pixabay
11 Mayo 2021 12:46 AM

Crean grupo especial para esclarecer crimen de un policía en Sucre

Jairo Alonso
Pérez Delgado
@jperezdelgado
Las bandas criminales podrían tener responsabilidad en el hecho.

 El comandante de la Policía en Sucre, coronel Juan Carlos Ramírez Chávela, lamentó el asesinato del patrullero Gabriel Eduardo Lengua Serpa, en hechos ocurridos en el corregimiento Albania, jurisdicción del municipio de Betulia.

Según el oficial, las investigaciones para esclarecer el crimen van a buen ritmo, luego de las instrucciones recibidas por un grupo especial de la Sijín de esa institución.

Le puede servir: América de Cali jugará la Copa Libertadores en Barranquilla

Según indicaron las autoridades, todavía no hay información clara sobre las posibles causas del asesinato; sin embargo, en esa región hacen presencia integrantes del Clan del Golfo. 

Los organismos de seguridad no descartan que pueda tratarse de retaliaciones de ese grupo  ilegal, a raíz de los últimos operativos realizados que han terminado en varias capturas de cabecillas, tal cual como se registró la semana pasada en el vecino departamento de Córdoba, en el municipio de Tierralta.

Transcendió que el patrullero fue asesinado junto con un civil que se encontraba cerca cuando fueron sorprendidos por sujetos que se transportaban en motocicleta.

Lea aquí: Coronavirus en Montería: Vuelven restricciones por aumento de muertos

El uniformado Gabriel Lengua será sepultado en el municipio de Magangué, Bolívar, lugar donde era oriundo luego de la necropsia realizada en las instalaciones de Medicina Legal, en Sincelejo.

Del patrullero se sabe que durante el tiempo que estuvo vinculado a la Policía tuvo cuatro exaltaciones de felicitaciones, a raíz de su buen comportamiento y los buenos resultados de sus misiones.

 Cabe recordar a principio de este año, en el municipio de Guaranda, Sucre, fueron asesinados a tiros los patrulleros Luis Manuel Beltrán Martínez y Pablo Manuel Mosquera López, de 39 y 31 años, oriundos de la ciudad de Barranquilla, quienes acudieron al llamado que les habría hecho la comunidad en el barrio San Martín, sobre una supuesta riña.

En esa ocasión, las autoridades atribuyeron el hecho a retaliaciones de las bandas criminales que hacen presencia en el departamento, con fines de narcotráfico.