Muchos agricultores afectados
Más de 500 hectáreas de maíz debajo del agua en Chimá.
Cortesía/José Argel
8 Ago 2022 05:00 PM

Desbordamiento de la Ciénaga Grande arrasó con 500 hectáreas de maíz en Chimá, Córdoba

Jairo Alonso
Pérez Delgado
@jperezdelgado
Los agricultores reclaman tierras y costales para frenar el agua.

Un grupo grande de agricultores de varias poblaciones, en zona rural de Chimá ,están en riesgo de quedar en la quiebra, por cuenta del desbordamiento de la Ciénaga Grande, la cual no resiste más agua  del río Sinú, ocasionando pérdida de cultivos.  

 De acuerdo con lo explicado por el agricultor, José Argel, la creciente deja unas 500 hectáreas de cultivos de maíz debajo del agua y con pérdida total y más de 100 casas inundadas.

“Estamos solicitando a la Alcaldía y Gobernación tierra y costales para controlar los puntos críticos en la ciénaga y frenar la fuerza del agua  que cada momento es más fuerte”, expresó el agricultor.

Lea aquí: Víctimas relatan la crueldad a la que los sometían "Los Morales" en el cerro de la Popa

En alerta roja sigue el río Sinú y permanecen las inundaciones en  varios barrios de San Gabriel, Arenal, Remolino, Navidad, Chimalito y La Esmeralda  en Lorica, donde el agua ingresó a las casas causando daños en los electrodomésticos.    

Mientras que en la zona rural del municipio de Lorica en poblaciones como Puerto Eugenio, La Palma, El Playón, El Espinal, Palo de Agua, La Peinada y Cotocá Arriba, también hay inundaciones y pérdida de cultivos  por cuenta del desbordamiento del río Sinú en dos puntos críticos, entre ellos, Nueva Colombia, el cual ya comenzaron a tapar.

De igual  forma, también hay miles de familias damnificadas por el incremento de las lluvias y la creciente de la Ciénaga Grande en los municipios de Purísima, Momil y Cotorra con afectaciones en las casas y cultivos de maíz perdidos. 

Le puede servir: Cuatro pescadores guajiros fueron rescatados en costas del caribe colombiano

Según informó la Gobernación, a 28 asciende  la cifra de los municipios que han declarado calamidad pública en  el departamento de Córdoba  para atender las emergencias ocasionadas por el invierno y las crecientes de quebradas, ríos y ciénagas

“Con los 831 millones que le transferimos del Fondo Departamental de Riesgo al fondo municipal de riesgo a Lorica se vienen realizando soluciones temporales en puntos críticos para la mitigación de las inundaciones”,  explicó Aldrin Pinedo, coordinador de la Oficina de Gestión de Riesgos de la Gobernación.