Encuentro del sexto aniversario de la firma de la Paz
Cortesía - Presidencia de la República
23 Nov 2022 04:39 PM

Excombatientes Farc piden a grupos armados que se unan al acuerdo de paz

Angélica María
Cassiani Barrios
@Agkkssiani
El presidente Gustavo Petro sostuvo que, la paz total en Colombia implica un cambio de política mundial.

Seis años después de la firma del acuerdo de paz, entre el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y excombatientes de la Farc, se revivió la discusión sobre la no implementación de lo pactado en la Habana y la nueva cara de la guerra que hoy enfrenta el país. 

El presidente Gustavo Petro sostuvo que, la evaluación de estos 6 años del acuerdo es que la guerra continua.

"Dejó de existir la organización más antiguas de Colombia en términos de insurgencia armada,  dejó las armas pero la violencia sigue afuera. Lo que se observa en el Putumayo, que dicen las informaciones un enfrentamiento entre las mal llamadas dicidencias, es la utilización del ser humano como un ser dechable; son mercenarios que no importan en que números se matan entre si contar de controlar un territorio", sostuvo el presidente. 

Desde el sexto aniversario de la firma del acuerdo, el excombatiente Pastor Alape llamó a todos los actores armados a que entren a desmontar las acciones violentas. 

Lea también acá: Motociclistas continúan con sus protestas en Bogotá: así está la movilidad

"Hoy se abre un escenario completo para la participación democrática en el país, estamos llamando a todo el conjunto de actores violentos porque es el momento de detener este desangre. Lo que tiene que haber es decisión política, compromiso político de desmontar todas las acciones expresiones violentas que actúan en el país", manifestó Pastor Alape.

Añadió,  "estamos promoviendo la movilización de las comunidades y de la sociedad colombiana para cerrar el paso a los violentos, porque la paz no se construye solamente en una negocios entre estado y actores armados si no también incluyendo a la sociedad".

Para Rodrigo Granda Escobar, los grupos armados que no se unen a la paz total y mantienen enfrentamientos en diferentes puntos del país están tratando de hacerse fuertes y lograr llegar al dialogo con una posición de no derrota. 

"Siguen anegando en sangre el territorio nacional y obviamente quienes mueren son jóvenes del pueblo", puntualizó 

Aseguró que, los diálogos de paz nunca debieron ser suspendidos, por lo que respalda el acercamiento del gobierno con el ELN.

Le puede interesar: Petro revela cuándo se retomarán diálogos entre Maduro y la oposición venezolana

 "El gobierno tiene todos los instrumentos  primero para reiniciar estos diálogos que nunca debieron haberse suspendidos, segundo porque se amplían los contactos o conversaciones con incluyendo crimen organizado de alto impacto. Muchas organizaciones ilegales pueden ver que si pueden hacer un tránsito a la vida civil", dijo Rodrigo Granda.

Señaló que el cumplimiento integral del acuerdo firmados en la Habana, hace 6 años, estimularía al resto de organizaciones para que trabajen por la paz total y la reconciliación entre todos los colombianos.

"El ELN, las otras estructuras como el Clan del Golfo y los narcotraficantes , están esperando si en realidad a la FARC que entregó sus armas y se reincorporó, que ahora somos partidos comunes pero además comunidad en proceso de reincorporación el estado colombiano nos cumplen o no" aseguró Rodrigo Granda. 

Puntualizó, "en estos seis años han habido altibajos, muchos retrasos en cuanto a las cosas fundamentales, por ejemplo en el punto 1 de tierras no se ha logrado el fondo que era de 3 millones de hectáreas, 7 millones de titulación no ha sido posible, no se ha podido tampoco hacer el sensor agrario y los planes de desarrollo con enfoque territorial eso esta por hacerse casi todo". 

"En seguridad van 353 asesinatos de firmantes del acuerdo de paz y más 1.200 defensores, líderes y liderezas del movimiento cultural, continua la estigmatización, hay desplazamiento, hay confinamiento, hay amaneza", acotó. 

Con respecto a la reforma agraria que hizo referencia Rodrigo Granda, el presidente sostuvo que le tocó a las agremiaciones de la derecha impulsar la reforma agraria, puesto que fue Fedegan que propuso vender a precio comercial las hectáreas fértiles que bajo ganaría extensiva podría ser el punto uno del cuarto de paz firmado por las Farc. 

Puntualizó que si las drogas que producen en América latina dejan de ser criminalizadas o fueran enfrentadas de una manera más eficaz en su consumo, por prevención y la educación en Colombia habría paz. 
Al termino de la conmemoración de los 6 años del acuerdo el presidente concluyó que la paz total en Colombia implica un cambio de política mundial.