Habitantes de Providencia levantan los escombros de sus viviendas tras la devastación que dejó Iota
Habitantes de Providencia levantan los escombros de sus viviendas tras la devastación que dejó Iota.
Jairo Tarazona / RCN Radio
5 Dic 2020 09:51 AM

Gobierno concerta con raizales recuperar y reconstruir a San Andrés y Providencia

Jairo
Tarazona
@jairoreport
Isleños piden agilizar arreglo de viviendas y aseguran que las carpas no sirven.

Transcurridos 20 días del paso del huracán Iota por el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el Gobierno Nacional, a través de varias instituciones, adelanta un trabajo arduo para atender el desastre y entregar ayudas humanitarias a los habitantes de Providencia y Santa Catalina, los más afectados por el fenómeno natural.

También para atender las inconformidades de los raizales, por lo que decidió concertar con ellos la recuperación y reconstrucción de las islas.

Según la información oficial de la Gerencia para la Reconstrucción, se han entregado 2013 carpas, 80 baldes, 1949 toldillos, 1275 frazadas, 70 metros de plásticos, más de 31.000 litros de agua embotellada, y miles de kits de alimentos, aseo y medicinas. También se han brindado 754 kits de paneles solares y se se cuenta con una máquina trituradora.

El alcalde de Providencia, Gary Hooker, informó que se está ejecutando lo que han denominado como 'Plan de los primeros 100 días'.

Otras noticias: Los Montes de María tienen que volver a ser un laboratorio de paz: Procurador

“En este proceso de reconstrucción de la Nueva Divina Providencia, lo que comprende la limpieza, ayuda humanitaria, ayudas humanitarias, telecomunicaciones, energía eléctrica y hospital de campaña”, sostuvo.

Susana Correa, gerente para la Reconstrucción, aseguró en su cuenta de Twitter que atendió el llamado de los concejales de Providencia “para dialogar sobre todas las labores adelantadas en materia de atención a los damnificados por el paso del huracán en las islas. Nuestro compromiso es escuchar a todos los sectores”.

Según el cronograma revelado por Correa, se tiene previsto que el próximo 7 de diciembre, la Ministra de Educación instale una carpa lúdica, con actividades de juego y aprendizaje pedagógico con el acompañamiento de los 48 maestros de Providencia.

El 9 de diciembre quedará contratada la limpieza de pozos sépticos, revisión de baños y todo el sistema de alcantarillado y el diagnóstico de redes y acueductos, y para el 10 de diciembre, terminar la limpieza y remoción de escombros.

Para el 30 de diciembre se espera tener restablecido todo el sistema de energía y el funcionamiento del Banco de Bogotá.

Lea aquí: Si Cartagena no se cuida tendría más de 40 mil casos de Covid-19 al finalizar el año

Otras acciones

En materia de telecomunicaciones, el Gobierno asegura que se tendrá el  cubrimiento total en Providencia y Santa Catalina en febrero de  2021, aunque en dos semanas ya estará la mayoría de las estaciones en funcionamiento.

Las empresas de servicios públicos trabajan rápidamente en el restablecimiento de las redes de energía y telecomunicaciones, que ya se están funcionando en algunos sectores de las islas.

Alexis Alzate, director de obra de la compañía Eléctricas de Medellín, dijo que están apoyando con oficiales de línea a las cuadrillas de Sopesa, la empresa de energía del archipiélago,“para restablecer el servicio eléctrico, junto con las empresas municipales de Cali y el apoyo de EPM con grúas, y en 8 a 15 días, contar con el servicio en el aeropuerto para habilitar el transformador”.

Sin embargo, el mayor problema que afrontan los habitantes de Providencia y Santa Catalina es la vivienda, pues están hacinados en albergues y en cuartos improvisados, incluso baños, en las casas que no se cayeron.

Lea además: El dengue sigue en aumento como aliado del Covid-19 en Cartagena, dicen líderes comunales

Problemas

No obstante, aunque a todos los pobladores se les ha entregado carpas, se quejan porque dicen que son muy pequeñas y no son adecuadas para las islas donde soplan fuertes vientos y lluvias que se las llevan, como lo ocurrido desde el pasado miércoles y  hasta ahora por un frente frío que azota el archipiélago.

“Este es un S.O.S. Anoche el frente frío nos trajo mucho lluvia, hay gente que está sufriendo, sobre todo en el sur de Providencia. Ya no somos noticia, todo el mundo piensa que esto ya está bien. Necesitamos una intervención de urgencia para la gente que está todavía durmiendo en el agua, hasta los soldados están durmiendo en carpas que se mojan, y eso no tiene presentación", dijo desde la isla de Santa Catalina, la veterana periodista Amparo Pontón, quien reside desde hace 30 años en ese lugar.

Indicó además que "vamos a empezar a tener enfermedades, no sólo el covid por el mal tiempo en que estamos, anoche llovió demasiado”.

Y aunque la mayoría de los isleños agradecen las ayudas y la labor que está cumpliendo el Gobierno Nacional, otros raizales incluso reniegan de ser colombianos y aseguran que no han recibido nada. Es el caso de un nativo que a través de un video que se convirtió en viral renegó de su nacionalidad colombiana.

Lea acá: Advierten por descontrol de rumbas en el Centro Histórico de Cartagena

“Miren lo que  está sucediendo en Providencia, todas las carpas que regalaron, toda la gente se mojó, ni los scouts cuando van a hacer camping se mojan porque las carpas son mejores. Todo el mundo anoche se mojó.  ¡Hey por Dios!, este gobierno qué piensa, aquí somos humanos y no van a hacer lo que quieran y darle a la gente lo que ellos piensan que es bueno para ellos  en Colombia”, enfatizó enojado el raizal.

Yo no soy un fucking colombiano, yo soy chino mezclado con isleño y africano, y nunca voy aceptar ser colombiano y ahora mucho más, porque es un atropello y una falta de respeto”, recalcó enfurecido.

Pero en medio de estas voces, de los escombros y la desolación, las ilusiones y la alegría no se ha perdido en el Archipiélago de San Andrés Y Providencia y Santa Catalina.

Desde Providencia Priscila Aguilar Castillo, a través de su cuenta de Facebook, muestra un video en el cual, en medio de la destrucción, un grupo de personas, algunos músicos, tocan música autóctona, con instrumentos improvisados como canecas, palos, pedazos de latas, tubos.

Apunta Priscila: “Al mal tiempo buena cara, el huracán Iota se pudo haber llevado toda edificación que se cruzó en su camino, toda nuestra vegetación, y toda la belleza de mi isla, pero ese calor humano, esa alegría y solidaridad que caracteriza al isleño es aún más fuerte.  Buenas vibras chicos de barrio, después de un día duro de trabajo”.