Luego de año y medio volvió a sabe que es una cama, llego desde Santander y ha vivido en las calles de Santa Marta desde entonces
Cortesía: cristian Jaufero
27 Mayo 2020 09:55 AM

Albergues temporales le cambió la vida a cientos de personas en situación de calle en Santa Marta

Adalis
Medina Lozano
@amedinalozano
10 años después de dormir en la calle hoy duerme en una cama, asegura uno de los beneficiarios del programa

Son cerca de 150 historias a las cuales la vida les cambió, todo gracias a la oportunidad que le brinda la alcaldía del Distrito de Santa Marta para resguardarse luego de tener que estar en condición de calle por diversas situaciones, por ello  en el mes de mayo fueron habilitados  dos albergues en la capital de Magdalena.

El primer albergue fue habilitado  en el centro histórico, en un hotel el cual recibió a los primero 30 habitantes de la calle quienes luego de una serie de exámenes médicos  para descartar síntomas de COVID19 y tuberculosis, se les garantizó su alimentación y  se dispuso un equipo interdisciplinario conformado por médicos, enfermeras, trabajadores sociales y psicólogos desde la alcaldía.

Se constataron las condiciones de comodidad y el estado de las habitaciones acondicionadas para recibir a los primeros beneficiarios, quienes también tendrá la posibilidad de capacitarse allí mismo en artes y manualidades” expresó Virna Jonshon alcaldesa del Distrito de Santa Marta.

Lea también: Cartagena endurecerá medidas contra coronavirus ante indisciplina social

Los más felices los beneficiarios quienes expresaron su gratitud, como Carlos García, quien narró cómo después de 10 años logró dormir nuevamente en una cama,

feliz, hace 10 años dormía en las bancas del parque Bolívar, nos arropábamos con cartones, nunca habíamos recibido ayudas, la alcaldesa nos brindó la confianza, nos han puesto vacunas, nos dan refrigerio, estamos muy agradecidos” indicó García.

La comodidad de un colchón, desayuno, almuerzo y cena y recibir el trato que toda persona se merece, parecía un sueño o una ilusión para Leonardo Correa y otras cientos de personas que hacen parte del programa de albergues temporales del Distrito.

Leonardo un hombre santandereano que trabajaba del día a día terminaron viviendo en las calles, quien en medio de la pandemia no pudo pagar un techo donde dormir, también el comedor donde recibía el almuerzo por 500 pesos lo había cerrado por la pandemia.

Le puede interesar: Botan pruebas de COVID-19 usadas en plena vía pública de Providencia

esto es una verraquera, mi Dios es una bendición, es muy difícil, ojalá esta ayuda llegue a muchos compañeros que necesitan  resguardarse, agradecemos a la administración esta oportunidad tenía mucho miedo de contagiarme” contó con lágrimas en sus ojos Leonardo Correa.

Este hombre que hace año y medio llegó desde Santander asegura que no quiso ser una carga para sus hijos, por ello considera como una gran ayuda de la administración.

Correa, añadió que “esto es un alivio y una gran bendición mientras transcurre la cuarentena, pero desearía que este sueño no termine nunca y pueda mejorar mi situación laboral y económica".

Lea aquí: Cayó un hombre que habría cometido presuntamente delitos sexuales y violencia intrafamiliar

El secretario de Promoción Social, Inclusión y Equidad, Andrés Correa; indicó que además de las comodidades que le aseguran un albergue digno a las personas, podrán participar en cursos de formación profesional que se adelantarán a través del SENA y la Secretaría de Desarrollo Económico, con el fin de fortalecer los procesos de formación productiva de las personas en condición de vulnerabilidad,  y estas familias y personas puedan salir con un proyecto de vida.

Fuente
Alerta Caribe