Hospital Rosario Pumarejo de López
Cortesía
8 Jul 2021 10:11 AM

Se agudiza crisis financiera en reconocido hospital de Valledupar

María Alejandra
Vence
@alejavence
La situación del hospital Rosario Pumarejo de López, cada vez es más crítica, no hay personal médico y vigilancia.

La ESE Hospital Rosario Pumarejo de López, en Valledupar, vive una profunda crisis financiera, por lo que lograr un equilibrio administrativo y de prestación de servicios que perdure en el tiempo, le ha sido imposible.

A la renuncia de la Asociación Sindical de Profesionales Médicos y Ejecutores de la Salud del Cesar, Aspesalud, porque les adeudaban más de 15 meses de salario, se sumó la empresa de vigilancia y seguridad privada, la cual decidió no continuar en el hospital, teniendo en cuenta que les deben de 3 a 7 meses de salario. 

Lea también: Habitantes de Suan y Usiacurí serán totalmente inmunizados contra el covid-19

Por lo anterior, el personal médico del centro hospitalario, envió un derecho de petición a la Superintendencia Nacional de Salud para solicitar la intervención de la ESE y evitar un mayor colapso, teniendo en cuenta que, en estos momentos, es inviable y parece no mejorar su crisis financiera.

Ante esta situación, el gobernador del Cesar Luis Alberto Monsalvo Gnecco, en compañía de la Junta Directiva del HRPL, dieron a conocer las acciones que tienen para ‘salvar’ a la entidad, debido a la deuda millonaria que atraviesa.

El mandatario hizo un llamado a las EPS para que contraten los servicios del hospital. 

“Desde hace varios meses estamos intentando medidas que nos permita sacar de la crisis al hospital, pero la no contratación de las EPS, que en su mayoría se fueron al sector privado, afecta sus ingresos”, dijo Monsalvo

Indicó además que, la actual gerencia no ha sido la adecuada, sin embargo, como actualmente no tendría las competencias  para reemplazarla, considera que es necesaria la intervención de la Superintendencia de Salud o la aplicación de la Ley 550 para sacar a la ESE del ‘hueco’ en el cual se encuentra.

Por su parte, el doctor Julio Julio Peralta sostuvo que el hospital vive una crisis financiera debido a la mala administración. 

“Hoy el hospital tiene un tronco común generador de toda la dificultades y es la crisis financiera por la que atraviesa. Gracias a la mala administración que lo han venido conduciendo y reduciendo al hospital. La institución está a punto de ser cerrada.  Muchos de los servicios funcionan a media marcha, no cuenta con médicos, el banco de sangre está cerrado, la uci no tiene intensivistas e internistas, la urgencia general está desocupada. El hospital parece un cementerio, no hay pacientes, no vende servicios debido a que los usuarios del régimen subsidiado deben ser atendido en la red pública hospitalaria y están siendo asignadas todos a la privada”, explicó el médico. 

También afirmó que, “no hay una junta directiva que defienda los intereses del hospital y de los usuarios”

Entre tanto, en el hospital les adeudan varios meses de sueldo a los trabajadores, por lo que han realizado protestas en diferentes oportunidades para exigir que les paguen.

Fuente
Sistema Integrado De Información