Incendio forestal ocurrido en el municipio de Juan de Acosta.
Cortesía.
12 Feb 2020 06:13 PM

Alerta en el Atlántico por numerosos incendios forestales

Tatiana Andrea
Roenes Cadena
@tatianarohenes
Autoridades afirman que se ha dispuesto de todo el personal necesario para mitigar las emergencias registradas en las últimas semanas.

En el Atlántico hay gran preocupación por los más de cien incendios forestales que se han registrado últimamente en el territorio. Como producto de la temporada seca, el Ideam emitió una alerta roja desde hace una semana en este departamento y en el Caribe en general. 

A raíz de esta situación Candelaria Hernández, subsecretaria de Prevención y Atención de Desastres del Atlántico, afirmó que se ha dispuesto de todo el personal necesario para mitigar las emergencias que se han presentado. 

También le puede interesar: Controlan incendio forestal en laderas de la Sierra Nevada de Santa Marta

"Constantemente nuestros bomberos tienen que estar yendo a apagar incendios que se registran en diferentes sectores de este territorio, por lo que estamos en alerta frente a cualquier situación", explicó Hernández. 

"Ya hay municipios como el de Baranoa, donde el Alcalde decretó la calamidad pública por estos hechos, pues son muchos los incendios que se presentan constantemente", agregó la funcionaria.

El incendio de mayor magnitud hasta ahora se registró en  límites de los municipios de Luruaco y Repelón, donde cerca de 400 hectáreas fueron consumidas por las llamas. 

Vea además: Emergencia por fuerte incendio forestal en zona costera del Atlántico

El secretario de Atención y Prevención de Desastres del municipio de Luruaco, Duván Verdeza,  indicó que fue una emergencia que tomó toda una tarde para poder ser controlada. De igual manera, dio a conocer que hubo una pérdida del 60% de los cultivos que estaban en dicha zona. 

"Habían cultivos de yuca, de guandul, de frijol y ajonjolí. No se perdieron en su totalidad, pero si hubo 60% de pérdidas", afirmó el funcionario. 

Las autoridades hicieron un llamado a la comunidad para que eviten quemar basuras o llevar a cabo quemas controladas, pues estos incendios han afectado de gran manera la economía en el departamento.