Exalcaldes de Barranquilla condenados por un Juzgado de Bucaramanga
cortesía- noticiascoopercom.co
21 Jun 2020 03:01 PM

Condenan a los exalcaldes de Barranquilla, Bernardo Hoyos y Guillermo Hoenigsberg

Nixon
Carvajal Rincón
@nixonucarvajalr
Condenan a los exalcaldes de Barranquilla, Bernardo Hoyos y Guillermo Hoenigsberg

Luego de un extenso juicio y gracias al material probatorio presentado por la Fiscalía General de la Nación, el juzgado Tercero penal del Circutio de Bucaramanga, condenó a los exalcaldes de Barranquilla, Bernardo Hoyos Montoya y Guillermo  Hoenisgberg Bornacelly a 7 y 9 años de prisión, respectivamente, por su responsabilidad en la contratación y pago irregular de las obras de remodelación y adecuación de un edificio donde se ubicaría la alcaldía de la ciudad.

De acuerdo a la sentencia del togado, Junto a los dos exmandatarios, también fueron condenados Alcibiades de Asís Bustillo Cervantes, interventor contractual y Fernando Jorge Thorne Brown, arquitecto contratista a quien se le adjudicó la obra.

Lea aquí: Construirán centros de custodia provisional para contener hacinamiento en cárcel de Barranquilla

Igualmente, como resultado de la sentencia, los condenados deberán pagar multa individual de $10 millones y multa solidaria de $3.471 millones.

En el proceso jurídico se absolvió al entonces secretario de Hacienda, Oswaldo Ernesto Saavedra Ballesteros.

De acuerdo a la providencia, el Juzgado encontró responsables a Hoyos, Bustillo y Thorne de los delitos de peculado por apropiación, por lo que fueron condenados a 7 años de prisión, mientras que Hoenisgberg deberá cumplir una pena de 9 años por el delito de peculado por apropiación en concurso homogéneo. Igualmente, como resultado de la sentencia, los condenados deberán pagar multa individual de $10 millones y multa solidaria de $3.471 millones.

Lea además: Dos mil uniformados vigilarán municipios del Atlántico ante la COVID-19

Según un comunicado emitido por la Fiscalía, se evidenció que, “el contrato para la remodelación y adecuación de un edificio para el despacho de la Alcaldía Distrital, que inicialmente se pactó en poco más de $1.490 millones en menos de seis meses tuvo una adición de $1.495 millones de pesos. Cuatro años después se pagaron cerca de $3.500 millones en supuestas obras adicionales, relacionados con el mismo objeto contractual”.

Dentro de las irregularidades demostradas, la Fiscalía evidenció sobrecostos. “Para la cancelación del contrato inicial se pagaría el 40% y con actas de entrega se abonaría el 60% restante; sin embargo, a los 3 meses de suscrito el convenio, y sin iniciar las obras, ya se había pagado el 94% del valor total. Adicionalmente, hubo excesos como el cobro de 15 millones de pesos para aseo o instalación de campamentos de la obra”.