Edificio en el que ocurrieron los hechos.
www.goplaceit.com
8 Sep 2020 04:24 PM

Fiscalía avanza en investigación sobre agresión contra la pediatra en Barranquilla

Tatiana Andrea
Roenes Cadena
@tatianarohenes
El organismo dio a conocer que el caso se priorizó con “enfoque de género".

La Fiscalía General de la Nación anunció que avanza en la investigación por la agresión contra la pediatra Dalila Peñaranda y su empleada, Carmen Pérez, quienes fueron atacadas presuntamente cuando solicitaron que se le bajara la música a una fiesta en un edificio de Barranquilla. 

El ente investigador dio a conocer que el caso, ocurrido en el edificio en La Ría el pasado fin de semana, se priorizó con "enfoque de género".

Por otro lado, la Policía de Barranquilla anunció que ya se impusieron ocho comparendos a los involucrados en este hecho. 

Vea también: 8 sancionados por polémica fiesta que dejó dos mujeres agredidas en Barranquilla

"El análisis de toda la información nos ha permitido ir identificando una a una de las personas que participaron en esta fiesta. Hasta la fecha hemos impuesto ocho comparendos, uno al administrador, dos a los arrendatarios del inmueble donde se realizó la fiesta, y cinco asistentes identificados", aseguró el brigadier General, Ricardo Alarcón,  comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla. 

Así mismo, la Policía anunció que se está investigando un video en el que se observa la venta y consumo de alucinógenos, que al parecer fueron usados en la polémica fiesta.

Lea además: Confirman muerte por Covid-19 de pasajero que viajó de Bogotá a Cartagena

Es valido recordar que por medio de diferentes videos, difundidos en redes sociales, se observa la agresión de la que fue víctima la pediatra y su empleada doméstica, donde varios hombres en medio de una discusión las golpean en reiteradas ocasiones, en hechos ocurridos en el norte de Barranquilla. 

Por último, el alcalde Jaime Pumarejo reiteró que no están permitidas las fiestas en la capital del Atlántico y anunció que se aumentarán los operativos para evitar dichas reuniones, pues incumplen con las normas de aislamiento que rigen en la ciudad, en medio de la pandemia.