Las autoridades llegaron hasta el centro carcelario.
Cortesía
12 Jun 2020 08:29 AM

Lo mandaron 44 meses a "Canadá" por estar importando de contrabando

El ente investigador logró demostrar que Escobar es quien aparece en los documentos como representante legal de varias compañías

La Fiscalía General luego de la indagaciones del caso y el desarrollo de las audiencias de medida de aseguramiento condenó a 44 meses de prisión a Luis Orlando Escobar, luego que el ente acusador demostrara su responsabilidad en la constitución de empresas ficticias que buscaban darle apariencia de legalidad a importaciones que escondían productos de contrabando.

El ente investigador logró demostrar con pruebas recaudadas en el procesos ante un juez de Barranquilla que Luis Orlando Escobar es quien aparece en los documentos como representante legal de varias compañías con sedes en la ciudad de Medellín y en la capital del departamento del Atlántico.

Le puede interesar: Operadores de turismo fueron capturados durante protesta en Cartagena

En el comunicado la Fiscalía expresa que: "Dichas entidades, de acuerdo a la investigación, se dedicaban a las exportaciones de diferentes productos. Sin embargo, en el interior de los contenedores escondían mercancía que era comercializada en el interior del país sin el lleno de los requisitos legales".

El ente anexó en el informe que: "El monto de las importaciones ilegales superó los 5.000 millones de pesos. En los operativos adelantados con la DIAN, la Fiscalía logró la incautación de productos de contrabando por más de 2.000 millones de pesos".

Lea además: Operadores de aseo en Barranquilla protestan por posible masacre laboral

La contundencia del material probatorio terminó en un preacuerdo entre Escobar y la Fiscalía, donde aceptó haber incurrido en los delitos de contrabando, fraude procesal y uso de documento público falso. Además de la pena de prisión, el juez impuso una multa de 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes y una inhabilidad del mismo tiempo de la pena para ejercer cargos públicos.