Abuso en protestas
AFP
28 Mayo 2021 01:14 PM

Manifestantes denunciaron que fueron abusados sexualmente en estación de Policía, en Soledad

Diana Carolina
Navarro González
@nanalacrespa
Fueron tres las víctimas, entre ellos, un miembro activo de la comunidad LGBTI.

Los hechos habría ocurrido al término de las manifestaciones del pasado 21 de mayo que culminaron en desmanes, en horas de la noche, lo que motivó la intervención policial que capturaron al menos a 10 jóvenes fueron que fueron conducidos a varias estaciones de Policía.

Entre ellos las tres víctimas de 18 años y 19 años, quienes fueron llevados a la estación del barrio Soledad 2000, en el vecino municipio, donde según su relato y la denuncia penal realizada ante la Fiscalía, habrían sido abusados sexualmente por otros reos, al parecer, con la venia de los agentes de turno.

Lea también: Suspenden toque de queda del Día de las Madres en Barranquilla y Atlántico

El hecho fue dado a conocer por Deivys Florez,  quién es abogado de DD.HH y representante de las víctimas.

"Estos chicos fueron obligados a realizar actos sexuales a los otros internos del lugar donde estaba recluidos, todo promovido y en total complicidad de los agentes que estaban de turno esa noche. Durante todo el tiempo indicó que estos jóvenes serían llevados a la estación de San José, pero con sorpresa recibimos que fueron llevados a otra estación donde ocurrió lo que sabemos", sostuvo el defensor.

Además de la gravedad del hecho en sí, uno de los denunciantes, es miembro activo de la comunidad LGBTI y por esta razón el colectivo Caribe Afirmativo, a través de su director Wilson Castañeda, se ha pronunciado al respecto señalando que su condición incrementó el ataque hacia él.

"El joven gay fue expuesto a otros reclusos para qeu abusaran de él sexualmente y empezaron los policías a increpar su orientación sexual y a tener mensajes prejuiciosos en su contra por su diversidad y motivando los actos de los demás", agregó.

Entretanto, desde la Policía Metropolitana de Barranquilla, el coronel Carlos Julio Cabrera señaló que llama la atención que los jóvenes no hablaron sobre lo ocurrido en su momento y tampoco lo hicieron ante el juez al día siguiente cuando fueron presentados en audiencia.

"Ellos manifiestan que salen sin ninguna novedad, incluso, firman el libro de registro con su huella. De otra parte, en la audiecia frente al juez de control de garantías no manifestaron absolutamente nada, y era la oportunidad de hacerlo si fue que hubo alguna novedad en las carceletas de la Policía", señaló.

Al respecto, el abogado Deivys Flórez y Wilson Castañeda coinciden en afirmar que los jóvenes fueron intimidados por los policías para evitar que denunciaran lo ocurrido.

"Recibieron incluso amenazas de muerte y les dijeron que si hablaban su estancia se iba a prolongar, insinuando con esto, que continuarían los abusos", puntualizó Flórez.

Por lo pronto, ya se ha abierto un una indagación disciplinaria al interior de la Policía y además, que están a disposición de la Fiscalía para contribuir al curso de la investigación.

Fuente
Sistema Integrado de Información