El exgerente fue señalado de recibir dineros por la compra de una empresa brasileña.
Archivo
20 Nov 2020 07:28 AM

Ordenan cárcel a exgerente de la Triple A por no reintegrar dineros apropiados

William
Vargas Velasco
@WillVargas05
Ramón Navarro Pereira se encontraba con detención domiciliaria.

El Tribunal Superior de Barranquilla revocó la prisión domiciliaria y ordenó la detención en centro carcelario del exgerente de la Triple A, Ramón Navarro Pereira, luego de que la Procuraduría General de la Nación notificará que no existió el reintegro de la mitad de los dineros apropiados, ni las garantías de la otra mitad. 

Ramón Navarro Pereira está condenado en el caso de Inassa por los delitos de desfalco, administración desleal y enriquecimiento ilícito, por lo que se encontraba cumpliendo su condena en su vivienda en Barranquilla. 

Le puede interesar: Inhabilitan para ejercer cargos públicos a exgerentes de la Triple A por corrupción

El magistrado de la Sala Penal, Jorge Eliécer Cabrera Jiménez, modificó la decisión del Juez Único Penal del Circuito Especializado de Barranquilla, que había condenado a Navarro a 55 meses de prisión y la fijó en 190 meses. 

También fue modificada la multa inicial de 25 mil salarios mínimos legales vigentes modificándola a 50.000 lo que equivale a más de 43 mil 890 millones de pesos. 

De acuerdo con la Procuraduría General de la Nación, el fallo revocó la prisión domiciliaria y ordenó la detención en establecimiento carcelario porque "no se logró el reintegro de la suma de más de 23.379 millones de pesos por pedidos ficticios y 4.500 millones  por falsos contratos de servicios"

Lea también: Aterrizó en Barranquilla vuelo inaugural de aerolínea Spirit

Dicha decisión fue notificada a Ramón Navarro Pereira a través de una audiencia virtual. 

Cabe recordar que la semana anterior la Procuraduría también logró que el Tribunal Superior del Distrito de Barranquilla revocara los beneficios por allanamiento a cargos de Héctor Amaris Piñeres y Edgar Piedrahita, procesados por enriquecimiento ilícito de particulares, administración desleal y falsedad en documento privado, por no haber pactado el reintegro de más de $24.000 millones de la Triple A, recursos de los que se habrían apropiado se manera irregular.