Comunidad Kankuama marchando por la desaparición de Bernabet y su hija
Cortesía
17 Jun 2021 10:12 AM

Autoridades siguen en la búsqueda de madre e hija de la etnia Kankuama desaparecidas en Río Seco, Cesar

María Alejandra
Vence
@alejavence
Bernabet Zapata y su hija fueron vistas con vida por última vez el viernes 11 de junio cuando salieron de la finca donde trabajaban

Seis días llevan desaparecidas Bernabet Zapata y su hija, desde que el pasado viernes fueron vistas por última vez, cuando salieron de una finca donde viven en la zona de Murillo perteneciente al corregimiento de Río Seco, jurisdicción de Valledupar. 

El caso es de conocimiento tanto de las autoridades indígenas, como de la Policía y de la Fiscalía, quienes continúan con la investigación debido a que hubo una quema en un lote contiguo donde ellas residían.

El Secretario de Gobierno Municipal Luis Enrique Galvis indicó que “la investigación va por buen camino, se encontraron unos restos óseos que no se puede hoy asegurar que correspondan a estas personas, de todas maneras en lo que tiene que ver con las pesquisa técnicas ya se están realizando para establecer primero que estos restos sean de animales o de seres humanos; estas son acciones que hay que abocarlas para esclarecer el hecho. Esperamos por parte de las instituciones de las fuerzas publica tengamos la noticia que se encuentran estas personas con vida”. 

Esta desaparición ha causado angustia entre la comunidad kankuama y los habitantes de Río Seco, quienes piden a las autoridades competentes que el caso no pase desapercibido y que se dé con el paradero de estas dos mujeres.

Rossana Fuentes habitante vocera del pueblo Kankuamo afirmó que “Las mujeres decimos un No más, no queremos que esta situación se siga presentando en nuestra comunidad, nunca había sucedido y por ello levantamos la voz pidiendo el pronto regreso de nuestras hermanas y pedimos a las autoridades competentes que tomen cartas en el asunto, esto no puede seguir pasando en una región que solo está a 35 minutos de Valledupar; Somos un pueblo pacífico”.

Añadió que esperan que los restos hallados no correspondan a seres humanos y mucho menos a Bernabet Zapata y su hija.

De igual forma, los feligreses de la iglesia Pentecostal Unidad de Colombia realizaron el fin de semana un plantón en las inmediaciones de la vía que comunica a Río Seco con la Capital del Cesar, para exigir el regreso con vida  de las dos personas desaparecidas. 

Fuente
Sistema Integrado De Información