338 riñas en vía pública
Con estas estadísticas de contagiados, muertes, fiestas clandestinas y riñas en la ciudad de Cartagena se decreta toque de queda y ley seca
Cortesía
19 Jun 2020 07:50 AM

Alarmante aumento de casos por COVID-19 en Cartagena con 235 más y 7 muertos

Cartagena entre contagios, muertes y desobediencia a causa del Coronavirus tendrá toque de queda y ley seca durante fin de semana

Se disparan de forma alarmante los casos de infectados por Covid-19 en la ciudad de Cartagena de Indias, de acuerdo al último reporte entregado en las últimas horas por el Minsalud, en la heroica se confirman 235 nuevos contagiados y 7 fallecidos a causa del mortal virus que no le da un respiro al "Corralito de Piedra" para que tome un respiro.

Con estos resultados ya son 5.356 los casos positivos y 214 fallecidos. Para el caso del Departamento de Bolívar, sin incluir a Cartagena, el Ministerio de Salud informó 11 casos de Coronavirus, llegando a los 441, y se mantienen los 22 fallecidos. Entre Cartagena y el resto de municipios de Bolívar, a la fecha se cuentan 5.797 casos positivos y 236 muertes.

Lea aquí: El Congreso dio un paso histórico: ICBF sobre cadena perpetua para violadores de menores

Ante esta preocupante estadística y a raíz de la desobediencia ciudadana en Cartagena, que de acuerdo a lo informado por la Policía Metropolitana de Cartagena, que da cuenta que  durante el fin de semana pasado, se presentaron más de 1.200 fiestas clandestinas y 400 riñas en la ciudad, cifras en base a los llamados de los ciudadanos ante el Comando de Policía donde intervino la fuerza pública.

Con estos datos en las manos del alcalde William Dau Chamatt, quien con su equipo de trabajo, analizaron el tema y se tomó la decisión de decretar el toque de queda en la capital de Bolívar, para este fin de semana con lunes festivo, para contener que se siga propagando el virus, y que las personas entren en razón de lo crítico de la situación.

Puede interesarle: Autoridades en Cesar alertan sobre modalidad de secuestro extorsivo 

Para que no lo cojan fuera de base, el toque de queda que en las próximas horas será decretado, iniciará este viernes 19 de junio a partir de las 6 de la tarde, hasta las primeras horas de la madrugada del martes 23 de junio.

Pero ante la medida tomada, la Veeduría a la Rama Judicial de Cartagena - VEJUCA, donde su presidente Erick Urueta Benavides, solicitó al Tribunal Administrativo de Bolívar un control inmediato de legalidad al decreto emitido por el alcalde.

Más información: "Julio Pistola" era a quien iban a matar donde resultó muerto un discapacitado

”Ya se había fijado un pico y cédula hasta finales de este mes como consecuencia de la pandemia en donde no se incluían toques de queda ni ley seca, ahora el alcalde sale dando declaraciones cambiando intempestivamente lo que ya se había decretado, argumentando que los índices de violencia se han disparado”, expresó el presidente de VEJUCA.

Así mismo el togado argumenta que, “las medidas de carácter general que sean dictadas en ejercicio de la función administrativa y como desarrollo de los decretos legislativos durante los Estados de Excepción, tendrán un control inmediato de legalidad, ejercido por la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo en el lugar donde se expidan, si se tratare de entidades territoriales, o del Consejo de Estado si emanaren de autoridades nacionales, de acuerdo con las reglas de competencia establecidas en este Código. Las autoridades competentes que los expidan enviarán los actos administrativos a la autoridad judicial indicada, dentro de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a su expedición. Si no se efectuare el envío, la autoridad judicial competente aprehenderá de oficio su conocimiento”.

Puede interesarle: Investigaciones son una persecución del Contralor General: alcalde William Dau

Finalmente, la Veeduría a la Rama Judicial de Cartagena, mediante carta enviada al Tribunal Administrativo de Bolívar, le expresa que en caso de ser negativa la respuesta del mandatario de los cartageneros, se sirva iniciar de oficio el control inmediato de legalidad.