Cerca de 20 familias salieron del territorio ancestral, ante los hechos de sangre sucedidos
Cortesía: Estasucediendo.com
22 Feb 2021 07:16 AM

Masacre en La Guajira deja tres indígenas muertos y cuatro heridos

Adalis
Medina Lozano
@amedinalozano
El hecho se atribuye a una disputa clanil,  lo que ha ocasionado el desplazamiento de cerca de 20 familias

Tres indígenas de la etnia wayuu muertos y cuatro más heridos es el resultado de una incursión armada a una ranchería en jurisdicción del municipio de Maicao en La Guajira, durante este fin de semana.

El hecho  de sangre se presentó en el cementerio de la ranchería de Hitka, la cual forma parte del territorio de Ceura,  ubicada a dos kilómetros de la carretera Troncal del Caribe, a la altura del kilómetro 47 de la vía que de Riohacha conduce hacia Maicao. 

Le puede interesar: Ataque sicarial en Soledad deja dos muertos y dos heridos

Según  lo indico el representante de la ONG Gran Nación Wayuu  José Silva,    hay un conflicto entre el clan Epieyu Epieyu, por negociaciones con  diversas empresas que trabajan en la zona, por lo que piden la intervención  del  Ministerio del Interior y gobierno departamental.

 “El derramamiento de sangre en los pueblos indígenas se vienen recrudeciendo, en los últimos años ante la intromisión  arbitraria de muchas empresas que llegan de manera inconsulta y engañando a la población, causando enfrentamiento” expresó José Silva.

La ONG defensora de los derechos humanos  pidió el acompañamiento por parte de las autoridades de estos procesos de concertación entre las empresas y comunidad para evitar estos enfrentamientos que hoy estar terminando en masacres, complementó Silva.

Se conoció que las personas asesinadas habían sido contratadas para realizar labores de albañilería, en el cementerio familiar, para organizar una  bóveda para la realización de un segundo entierro de la abuela de la familia.  

Lea también: Rescatan un Tiburón Ballena en costas de La Guajira

Mientras hacían su trabajo,  testigo indican que fueron sorprendidos por aproximadamente 20 personas portando armas de largo alcance, algunos con rostros cubiertos y comenzaron a disparar indiscriminadamente dejando el saldo anterior, las mujeres de la familia se opusieron  como escudo humano para que  detuvieran el ataque,  como lo indica la Ley wayuu, por lo que los hombres de la comunidad pudieron resguardarse y evitar que el saldo fuera mayor.

Dos de las víctimas eran hermanos y fueron identificados como Ezequiel Epieyú y Felipe Epieyú, quienes son parientes lejanos de los Epieyú, familia  que se encuentran en conflicto y pertenecen al clan Pushaina, lo que acrecienta aún más la guerra,   se conoció que cerca de 20 familias debieron salir del territorio ancestral por miedo.