La familia dice que la tardanza en la atención fue fatal
Imagen ilustrada
25 Mayo 2021 06:15 AM

Murió soldador que cayó de un segundo piso cuando realizaba su trabajo en Pasacaballos

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
Intentó apoyarse de una reja y perdió el equilibrio estando en un segundo piso

Un accidente laboral le causó la muerte a un hombre quien por esas cosas de la vida, sucedió cuando realizaba lo que más le gustaba hacer, trabajar en la metalistería. Chamba que ejercía con mucha calidad.

Alberto Julio Macott, de 61 años de edad, murió tras sufrir un accidente cuando instalaba una reja en el corregimiento de Pasacaballos, jurisdicción de Cartagena de Indias. El hecho ocurrió en un cerrar y abrir de ojos.

Lea también acá: Murió vigilante que fue atropellado por una camioneta en Turbaco (Bolívar)

El hombre que se dedicaba a la metalistería, trabajaba a pocos metros de su casa cuando el infortunio apareció en el lugar. Dicen testigos que presenciaron el hecho que, al intentar apoyarse en la estructura de hierro, el peso de su cuerpo lo hizo perder el equilibrio, lo que fue fatal estando en un segundo piso del inmueble. 

Afirman que la caída que sufrió Alberto Julio sobre unas piedras fue aparatosa, recibiendo un fuerte golpe en la cabeza que lo dejó en muy estado de salud, por lo que tuvo que ser llevado de urgencia al CAP de Pasacaballos, pero dicen sus familiares que la atención demoró mucho tiempo.

En una ambulancia que al parecer tardó una hora en llegar al Centro de Atención Primera, fue remitido hasta al Hospital Universitario del Caribe, donde murió en la madrugada del lunes, debido al daño que sufrió por la herida.

El accidente laboral ocurrió el domingo 23 de mayo siendo las 2 de la tarde en un local comercial del corregimiento; en el lugar lamentan lo ocurrido y dicen que era un hombre entregado a su arte de soldador, cuidaba cada detalle, pero ese día, no se explican cómo pudo confiarse de la estructura que instalaba.

De acuerdo a un familiar, Alberto Julio Macott deja cuatro hijos que hoy lloran su repentina partida de este mundo.

Fuente
Alerta Caribe