Se investiga su presunta relación con el Clan del Golfo
Policía de Bolívar
1 Jul 2021 05:40 AM

Pillados por tráfico de estupefacientes y porte de armas

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
Se está investigando si estas personas hacen parte del Grupo Armado Organizado-GAO del Clan del Golfo

Con actividades de registro y control en contra del delito y de personas que quieren alterar la tranquilidad de los pobladores del norte de Bolívar, La Policía Nacional desarrollan de manera intensa estas actividades para evitar el accionar delincuencial, logrando capturar a varias personas por porte ilegal de arma de fuego y tráfico o porte de estupefacientes, gracias al apoyo de la Red de Participación Cívica.

Cuando policías del cuadrante de la estación de María la Baja y efectivos de la Seccional de Investigación Criminal SIJIN, notaron la actitud sospechosa de tres sujetos que se encontraban departiendo en un establecimiento abierto al público, ubicado en el barrio Santander del municipio de Mahates, estos al ser abordado se mostraban intranquilos. 

Al practicarle una requisa a Omar Hernández Montalvo, de 28 años de edad, oriundo de Turbo Antioquia, se le encontró un arma de fuego de fabricación industrial calibre 16 y munición de guerra calibre 5,56.   

Por su parte a los individuos identificados como, Bernardo Delgado Mestra, de 30 años de edad, de San Juan de Urabá y Elieyner José Echeverria Sayas, de 20 años, de nacionalidad venezolana, le encontraron 150 dosis de estupefacientes.  

Se está investigando si estas personas hacen parte del Grupo Armado Organizado-GAO del Clan del Golfo, debido a que en el procedimiento le fue encontrado en su poder un panfleto alusivo a la organización criminal bloque central de Urabá Juan de dios Ursuga.  

Los detenidos fueron presentados ante un juez de la República y una vez se conocieron los argumentos de la Fiscalía, quien les imputó los cargos por concierto para delinquir, porte ilegal de arma de fuego y tráfico o porte de estupefacientes, se les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario. 

Fuente
Alerta Caribe