El interno se habría suicidado prendiéndose fuego
El hombre fue auxiliado por los guardias, pero debido a las graves quemaduras que sufrió, se despidió de este mundo. Entre tanto los familiares de Asprilla Torres, exigen explicaciones a las directivas de la cárcel.
Cortesía Rcn Radio
13 Mar 2020 07:59 AM

Quemado en una celda murió recluso en la Cárcel de Ternera

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
Un recluso que había sido enviado a la celda de castigo en la cárcel de Ternera por mal comportamiento, murió quemado

Por portarse mal, es la hipótesis que hasta el momento se conoce por la cual enviaron a una celda de castigo o aislamiento un interno de la Cárcel de Ternera en el patio 2, como castigo a la presunta mala conducta cometida por el hombre. 

Se conoció que el interno, identificado como Julio Adrián Asprilla Torres de 23 años, y conocido popularmente con el alias de “El Menor”, se encontraba desde el mes de enero de este año recluido en el penal por el delito de hurto calificado y agravado.

Le puede interesar: Transcaribe también implementa estrategias de limpieza para la prevención del Covid 19

“El Menor” al parecer estando en la celda se envolvió en una colchoneta y se prendió fuego con fósforos, lo que originó un fuerte olor en los pasillos, alertando a los guardias del Inpec, encontrando a Asprilla Torres, envuelto en llamas. 

Una fuente judicial indicó que el hombre fue auxiliado por los guardias, pero debido a las graves quemaduras que sufrió, se despidió de este mundo. Entre tanto los familiares de Asprilla Torres, exigen explicaciones a las directivas de la cárcel, así mismo que se investigue por parte de las autoridades el caso, porque no entiende cómo el muchacho tenía los fósforos que supuestamente habría utilizado para prenderse fuego, si se supone que se encontraba en un lugar de aislamiento.

Le puede interesar: Cancelan presentación de banda de rock Kraken en el FICCI

Por último los familiares del muerto expresaron que el hombre nunca les contó que tenía amenazas dentro y fuera del penal, y tampoco notaron en él, durante sus visitas, que presentara problemas depresivos que lo condujeran a suicidarse. De Julio Adrián Asprilla Torres, se conoció también que vivía con su familia en el barrio San Francisco y era el segundo de siete hermanos.

Por este hecho, el Instituto Nacional Penitenciario Carcelario Inpec, no se ha pronunciado.