Luis Amaranto Perea, exfutbolista colombiano
Luis Amaranto Perea será el nuevo técnico de Leones.
Foto: Colprensa
25 Feb 2021 02:26 PM

Amaranto, metió su mano y se salvó 

Ángel Julio
Rodelo
@AngelJulioRode1
Bajo presión era de esperarse algunas variantes y a Perea no le tembló el pulso para tomar decisiones. 

Frente a Millonarios, Junior necesitaba de manera urgente los tres puntos, para calmar las aguas tormentosas que se levantaron luego de las caídas frente al deportivo Cali y Boyacá Chicó. Y bueno, el triunfo llegó, aunque no de manera fácil. El mismo fue labrado con base a un notable esfuerzo físico y futbolístico, para romper el muro de contención que estableció el elenco capitalino. 

Lo primero de todo, y hay que resaltarlo, tiene relación directa con las decisiones que asumió Luis Amaranto Perea, quien varió nominalmente y estructuralmente a su escuadra. Bajo presión era de esperarse algunas variantes y a Perea no le tembló el pulso para tomar decisiones. 

Lea aquí: Simeone explicó los errores de Atlético tras perder con Chelsea en Champions

Jefferson Gómez apareció como socio de Ditta en la zona central defensiva. Y el ensayo no desentonó. Con Mera por fuera por lesión y ante el bajo aporte de Rosero, se hacía necesario ajustar en esa línea y la dupleta respondió. Además, llevando a Fabián Viáfara a la margen derecha, se aprovecha de mejor manera la condición técnica en la salida y el perfil natural de este lateral, como se pudo observar. 

La mitad de la cancha también fue reforzada con la presencia de tres hombres. Fabián Ángel, ya no se vio tan solitario: recibió la contribución de Larry Vásquez y Juan David Rodríguez; un acierto en la búsqueda de seguridad en un sector que había sido muy poroso en partidos anteriores. El balance defensa-ataque, se equilibró como lo pretendió Perea. 

Lea además: La llama olímpica iniciará su ruta en marzo en Japón con medidas anti-covid

Después, Sambueza, más libre en sus movimientos y sin estar tan pegado a la banda derecha, resultaba otra opción de conexión y pase por detrás de Teo. Donde el libreto no varió mucho fue en la ubicación posicional de Hinestroza, quien siguió ejecutando sus movimientos por la franja izquierda. Por supuesto, también vale la pena destacar la solidaridad en su contribución defensiva y sus desbordes desequilibrantes en la banda izquierda. 

En el funcionamiento colectivo no hubo brillantez, pero sí cumplimientos individuales en los roles tácticos; y, por demás: la estrategia fue asertiva y eficaz: las pocas opciones fueron capitalizadas de forma concluyente por Viáfara y Cetré, encargados de sentenciar el resultado y darle un respiro a Luis Amaranto Perea.