Miguel Ángel Borja, Junior
Miguel Ángel Borja, Junior.
Dimayor
26 Abr 2021 12:20 PM

Con dos goles y asistencia, Borja marcó la diferencia

Ángel Julio
Rodelo
@AngelJulioRode1
Miguel Ángel Borja presentó un rendimiento ampuloso: con dos goles y asistencia, para redondear una tarde fantástica

El cambio de un partido a otro fue radical, ni sombra quedó de aquel Junior que igualó con Santa Fe en Copa Conmebol Libertadores; esta vez, el semblante del elenco Rojiblanco fue diferente: Rápido en los movimientos individuales, con ritmo colectivo, propositivo y eficiente para resolver en el pórtico rival. Y con el delantero Miguel Ángel Borja presentando rendimiento ampuloso: con dos goles y asistencia, para redondear una tarde fantástica.

Amaranto Perea sorprendió algunas variantes en la nómina con relación al choque anterior de Copa; aparecieron en escena Marlon Piedrahita por Fiabián Viáfara; Dany Rosero por Germán Mera; Gabriel Fuentes por Edwuin Velasco, en defensa. En la mitad: Didier Moreno y Larry Vásquez por Homer Martínez y Fabián Ángel; y Cariaco González inició por Fabián Sambueza. Esos movimientos refrescaron el funcionamiento y le dieron vitalidad a  la escuadra barranquillera.

También le puede interesar: Junior Vs. Santa Fe: ¡otro capítulo futbolístico!

Moreno y Vásquez fueron combativos hasta dejar la última gota de sudor en la cancha; mientras que Cariaco anotó el primer gol de su elenco y gestionó acciones de desequilibrio en la fase ofensiva. Y no solamente destacamos la labor de los citados, se puede decir, que, en términos generales, colectivamente hubo un rendimiento acorde a las necesidades del partido. En definitiva, el Tiburón fue más que su adversario.

Como siempre, Santa Fe planteó una presión en zona media que, algunas veces, se prolongaba para intentar frenar la salida al conjunto Tiburón. Los visitantes fueron intensos y combativos pero carecían de conexiones precisas en ataque. Jorge Ramos no recibió surtido de balones y las opciones en la cabaña de Viera fueron escasas, más allás de los intentos que, básicamente, eran del control defensivo planteado por Junior. 

El equipo de Barranquilla se quedó con los tres puntos y una diferencia favorable de goles que le permitirá ir a jugar con cierta comodidad el compromiso de cierre de esta llave, ahora en condición de visitante. Dos goles de diferencia es una distancia que pone a soñar al aficionado del Tiburón en una probable clasificación a las semifinales.

Fuente
Alerta Caribe