El embalse del Guájaro registra una cota de cinco metros 33 centímetros
Cortesía líder de Aguada de Pablo
21 Oct 2022 10:03 AM

'Plantados' quedaron los habitantes del Embalse del Guájaro, Director de la UNGRD no llegó

Elsy Margarita
Beleño Cantillo
@bcelsy
Habitantes de la zona no descartan bloqueo de vías y se mantienen en alerta.

“Plantados” quedaron los habitantes aledaños al embalse del Guájaro, localizado en el centro del Atlántico, ya que Javier Pava, director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, no llegó a realizar la inspección en el cuerpo de agua, cuyos niveles continúan incrementándose. La comunidad no descarta que a mediados de noviembre, la situación empeore.

 “No nos dieron excusas, simplemente no llegó. La gente lo esperó en el sector de La Playita, el cual es muy afectado en el corregimiento La Peña, que es quizás, uno de los más grandes con el que cuenta el departamento del Atlántico. En esa zona existen inundaciones en algunos puntos críticos porque las aguas lluvias se represan, lo que ha obligado, de mano propia de la comunidad, instalar motobombas”, indicó Niber Berdugo, habitante y líder del corregimiento de Aguada de Pablo.

Actualmente, el embalse está en cinco metros 33 centímetros, superando en 13 centímetros la cota de desbordamiento, la cual es de 5.20. La situación tiene en alerta máxima a los pobladores de la zona, quienes temen un desbordamiento y con ello, la afectación de siete mil familias en los corregimientos de Rotinet, Villa Rosa, La Peña y el municipio de Repelón.

No obstante, para Berdugo “No hay voluntad política por parte de los gobernantes de turno y sobre todo, para quienes están interesados que ocurra una inundación”.

Ellos plantean medidas de fondo, con el drenaje de las aguas hacia el canal del Dique, a través de un sistema de succión de bombeo por medio de la canalización de un caño o con la construcción de uno provisional, para que el embalse vierta sus aguas y de esa forma reducir sus niveles.

Le puede interesar: La "nueva" vía Guaimaral- Paluato, en el Atlántico, se cae a pedazos

“Aquí el Gobierno Nacional está acostumbrado, desde hace 10 años, a repartir mercaditos de 50 mil, 100 mil y hasta 25 mil pesos, que a eso a la gente no la beneficia para nada”, aseguró Berdugo.

Los moradores de la zona, señalan que  lo que funciona en el país es tomarse las vías de hecho. En este sentido, no descartan realizar el bloqueo de carreteras principales en el departamento, como La Cordialidad. Afirman que lo único que requieren son soluciones.

Le puede interesar: 'Taquillazo' en Banco Agrario de Manatí, Atlántico