Las camas de UCI tienen un 52 por ciento de ocupación.
Archivo
31 Jul 2020 01:01 PM

Por baja ocupación de UCI, Barranquilla pasó de alerta naranja a amarilla

William
Vargas Velasco
@WillVargas05
La ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos está en 52 por ciento.

En Barranquilla las cifras de COVID-19 en las últimas semanas han mejorado con relación a lo que se registró durante el mes de junio donde se contagiaron miles de personas y decenas de ellas murieron como consecuencia de la pandemia. 

En las últimas horas Barranquilla tuvo una ocupación histórica del 52 por ciento de camas UCI, y durante los últimos días ha registrado una disminución de casos y fallecimientos por coronavirus, por lo que el alcalde de Barranquilla Jaime Pumarejo dio por terminada la alerta hospitalaria naranja y mantiene la alerta amarilla que fue decretada por la emergencia sanitaria a nivel nacional. 

En la capital del Atlántico la alta capacidad instalada y una disminución progresiva en los usos de pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19, permite que el sistema hospitalario opere bajo la alerta amarilla lo que significa que se pueda liberar Unidades de Cuidados Intensivos para atender otras patologías.  

Le puede interesar: Piloto de reapertura del aeropuerto Ernesto Cortissoz iniciaría el 15 de agosto

Al hacer el anuncio, el alcalde Pumarejo hizo énfasis en que “esto no significa que vamos a bajar la guardia. Por el contrario, ahora vamos a estar más vigilantes de todo el sistema y de sus indicadores y mantener el autocuidado en las casas, las cuadras, los barrios. Nos costó mucho bajar estos indicadores y no vamos a permitir que vuelvan a subir”.

El mandatario distrital explicó también que “por eso, la reapertura económica de la ciudad seguirá siendo gradual, segura y responsable. Si bien somos optimistas frente a las cifras que hoy registramos, aquí no hay nada escrito. Hasta tanto no podamos declarar a la ciudad libre de COVID-19, o aparezca la vacuna que hoy desarrollan laboratorios y universidades del mundo, nos mantendremos de pie, librando esta batalla incesante”.

Lea también: Comerciantes del centro de Barranquilla retomaron actividades en jornada de reactivación económica

Cabe recordar que la alerta naranja regía en Barranquilla desde el 15 de junio pasado, cuando las tasas de contagio y letalidad por COVID-19 empezaban a crecer hacia el pico epidemiológico y a incidir en el incremento exponencial de la ocupación de camas UCI. Para entonces, el sistema hospitalario solo tenía una disponibilidad del 10% de camas UCI. 

La decisión de bajar la alerta hospitalaria está respaldada, entre otros, por los siguientes indicadores y logros de la ciudad en esta batalla contra el COVID-19: 

- Actualmente el índice diario que maneja el CRUE para requerimientos de UCI está entre 1 y 3 pacientes.

- Los indicadores de los municipios del área metropolitana también están descendiendo.

- La ocupación histórica de UCI de Barranquilla es del 85% y a ella vamos a volver porque hay tratamientos no urgentes que están aplazados.