Barco desencallado en el río Magdalena
Cortesía CC Demetrio Aguas
10 Ago 2020 05:52 PM

Verifican condiciones de buque desencallado en el Río Magdalena

Nixon
Carvajal Rincón
@nixonucarvajalr
Se deben realizar las verificaciones para remolcar la embarcación y su carga, sin causar afectaciones.

Luego del procedimiento que permitió la recuperación del barco Nordic Wolverine, el cual encalló en el tajamar occidental del canal de acceso fluvial al Río Magdalena, la autoridad marítima de la Armada confirmó que se siguen realizando monitoreos para el traslado de la embarcación a los astilleros.

De acuerdo a la Dirección Marítima, se deben realizar verificaciones para remolcar la embarcación y su carga sin causar afectaciones.

El capitán de Fragata, Carlos Urbano Montes, de Capitanía de Puerto, entregó detalles del seguimiento que se desarrolla en la institución. “La Capitanía de Puerto continúa desarrollando el monitoreo, control y verificación de todas las actividades, con el fin de garantizar la seguridad marítima y salvaguardar la vida humana en el mar y la protección del medio marino”, explicó el alto oficial.

Lea aquí: Barranquilla invertirá $5 billones para su reactivación económica

La maniobra final de desencalle duró aproximadamente 18 horas, procedimiento en el que se dispuso de todas las capacidades tecnológicas, con un seguimiento de las medidas de seguridad.

“Una vez el buque salió de su zona de desencallamiento, se inició una fase de verificación por parte de empresas de buceo y expertos, con el fin de verificar cuáles eran las reales condiciones de la embarcación y qué áreas habían sido afectadas”, agregó la autoridad naval.

Después de varios días de inspección y verificación se realiza una fase de reparación preventiva, para luego llevar el buque al área de astilleros.

Lea además: Denuncian al Alcalde de Cartagena por caravana en apoyo al expresidente Uribe

“Con personal de inspectores de la Capitanía de Puerto, con personal del estado rector del puerto se hacen unas verificaciones constantemente con el fin de garantizar la seguridad de este buque en el área de Caño Dulce, que es donde actualmente se encuentra. Se encuentra un dispositivo de seguridad, además del buque se encuentra un remolcador y un personal de inspectores y expertos verificando las condiciones del buque”, añadió el jefe de la Capitanía de Puerto.

Se mantienen los controles para garantizar que la embarcación no genere algún tipo de riesgo de contaminación para el entorno ambiental.

“El buque, por sus condiciones, obviamente representa algunos niveles de riesgo; sin embargo, en la carga se encuentran unos tanques que están fuera del área afectada y esto tiene permanente monitoreo. Las condiciones en la zona donde se encuentra son zonas semi protegidas, con alguna condición de viento y oleaje menor, al que se puede presentar en el área del mar Caribe”, indicó el miembro de la Armada.

Finalmente, se adelantan las verificaciones en el canal de acceso al puerto fluvial y en los niveles de calado.

Lea acá: Médicos de Marialabaja (Bolívar) cumplen año y medio sin sueldo

“Seguimos desarrollando los diferentes monitoreos a través de batimetrías, a través de tomas de datos de corrientes y océano atmosféricas. Actualmente el canal se encuentra con un calado establecido en 9.8 metros. Hemos tenido algunas reuniones con las autoridades competentes, con el gremio y con Asoportuaria, con el fin de evaluar las condiciones actuales y verificar los planes de dragado en las zonas que están presentando algunas dinámicas con mayor frecuencia”, puntualizó el capitán de Fragata Urbano.