Salud no mejoró
Murió al recibir graves heridas con arma blanca
Ingimage
9 Sep 2020 09:09 AM

Murió joven promesa del fútbol en accidente de tránsito ocurrido en Cartagena

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
El menor hacía parte de la Academia de Fútbol de Crespo

Verlo jugar en las chanchas lo proyectaba como uno futbolista con gran proyección a nivel local, regional, nacional e internacional con un buen futuro a corto, mediano y largo plazo, pero el destino fue otro para un adolescente profesa de este deporte que pertenecía a la Academia de Crespo.

Se trata de Luis Miguel Ricardo Zabaleta, de 15 años de edad, quien será recordado por sus amigos y compañeros de escuadra, pero sobre todo por su familia que tenía muchas esperanzas en que llegara muy lejos en el balón pie. 

Le puede interesar: Procuraduría inició investigación disciplinaria contra la agente especial de Electricaribe

Los hechos

El muchacho por esas cosas de la vida tomó una motocicleta el lunes siendo las 7 de la noche, sin pensar que sería su última vez en montar el vehículo porque algo muy malo estaba por ocurrir que lo sacaría de este mundo

Dicen algunos testigos que presenciaron el accidente, que la moto en la que iba Zabaleta chocó de forma violenta contra otra motocicleta en el sector Casas Caídas del barrio San Francisco, quien salió disparado con tan mala suerte que fue alcanzado por una camioneta que terminó arrollando en su marcha, sin que el conductor pudiera evitarlo por lo rápido que ocurrieron los hechos.

Lea también: Tras hechos violentos, Fuerzas Militares blindan El Carmen de Bolívar

A Luis Miguel lo auxiliaron varias personas que se encontraban en el lugar, lo llevaron a un centro asistencial donde lamentablemente murió mientras era atendido. Por el tipo de hecho el cuerpo del joven fue ingresado a la morgue del Instituto de Medicina Legal del barrio Zaragocilla donde sus familiares cumplieron con los protocolos para reclamarlo y darle su último adiós. 

Las autoridades de tránsito no escatiman esfuerzos a través de campañas preventivas para que los padres no les permitan a sus hijos menores de edad, conducir motocicletas y mucho menos carros, lo que pone en riesgo sus vidas como ocurrió con este caso.