imagen de referencia
Cortesía Policía de Carreteras e Invias.
17 Nov 2020 07:59 AM

Por riesgo de avalancha decretan alerta naranja en Manaure, Cesar

Estefany María
Rodríguez Flórez
@rfperiodista
Moradores de zonas verdales están incomunicados por deslizamientos.

El municipio de Manaure Cesar y su zona rural, es hasta ahora la población más afectada por las lluvias en el departamento. Lo continuos deslizamientos mantienen incomunicados a los moradores de la zona rural con la cabecera municipal.

Según el más reciente reporte, al menos 16 deslizamientos y 4 desbordamientos de acequias motivaron a las autoridades a decretar la alerta naranja.

“En algunos tramos hemos intervenido removiendo la arena habilitar vías en la zona rural. En el casco urbano también se presentaron daños a cerca de 12 viviendas, unas resultaron inundadas y otras con daños estructurales, ahora ya procedemos a entregar las ayudas a los damnificados” Aseguró Eduardo Campo Secretario de Gestión del Riesgo del Cesar.  

Lea también: Rescatan a 16 pescadores en medio de la tormenta Iota en Atlántico

La pérdida de cultivos es otra de las afectaciones que empeora con cada lluvia, los granos de café que aún no están a término se desmoronan sin que los agricultores puedan salvar parte de la cosecha, se estima que al menos 600 hectáreas del grano se perdieron, igual que los cultivos de plátano, yuca y maracuyá.

“Que año tan duro, perdimos nuestro sustento, además hay adultos mayores que presentan problemas de salud y que no han podido salir porque estamos atrapados, ya hemos recibido algunas ayudas pero no son suficientes, porque el temor es de todos lodos días esta zona es muy montañosa y tenemos que se venga una avalancha” Afirmó un morador de la zona.

Le puede interesar: Primer balance de Providencia: un muerto y 98 % de la infraestructura afectada

Cabe destacar que desde hace una semana, 15 municipios del Cesar decretaron la alerta amarilla por riesgo de inundación, especialmente las poblaciones aledañas al Río Cesar y en la margen derecha del Río Guatapurí donde hay decenas de familias que están riesgo por las crecientes súbitas que afecta a los afluentes  cada vez que llueve.