Las baterías sanitarias no cuentan con higiene para el uso de los estudiantes
Tampoco cuentan con el suministro de agua para el lavado de manos
Evelin Barrios
28 Jul 2021 06:49 AM

Sin agua y con baños en condiciones deplorables colegios de Riohacha retornarán a la presencialidad

Evelin Adriana
Barrios Florez
@EvelinBarriosF1
Docentes exigen que se garanticen las medidas de bioseguridad

Falta de agua y jabón para el lavado de manos y baterías sanitarias sin la debida higiene y con aparente heces de roedores se logró evidenciar  en la Institución Educativa Liceo Almirante Padilla de Riohacha, donde sus docentes han manifestado que no se les están garantizando las condiciones óptimas para el desarrollo de las actividades presenciales.  

Indicaron que así como el Ministerio de Educación exigió volver a la presencialidad, el Distrito y la Secretaría de Educación debieron garantizar previo al ingreso escolar, las condiciones para el retorno. “Debieron hacer jornadas de aseo en todas las instituciones, al igual que en los entornos aledaños, a fin de evitar espacios contaminados”, explicó Amalia Sampedro, docente de la Institución. 

En este sentido, invitaron a la Personería y a la Secretaría Distrital de Salud a hacer presencia en las instituciones para verificar de que todas las condiciones estén dadas para la presencialidad. 

Manifestaron que es lamentable que medidas tan esenciales como lavarse las manos reiteradamente, no se estén prestando por falta de agua y de jabón en los lavamanos dispuestos en las instalaciones del Colegio, informando además, que una de las problemáticas más graves es el estado de las baterías sanitarias, las cuales no están aptas, ni limpias para el uso de los estudiantes.

“Pese a que el colegio cuenta con suficiente dotación de baterías sanitarias, infortunadamente estás se encuentran sucias, con falta de higiene, llenas de heces de roedores, exponiendo a los menores no solo al Covid-19, sino a otro tipo de enfermedades igual o peores al virus”, señaló Sampedro.

Situación a la que se le suma que tampoco estarían contando con dotación de tapabocas para suministrar a los estudiantes que en ocasiones no llevan al ingresar a las aulas.

“Como docentes sentimos tristeza de ver las condiciones en las que el Gobierno Nacional envía a los estudiantes a las instituciones educativas, con el criterio de que todo está dado para la presencialidad, cuando evidenciamos que esto es falso. Desde donde lo miremos, esto es prácticamente, una crónica de una hecatombe anunciada”, ratificó la docente Amalia Sampedro.

Fuente
Sistema Integrado de Información.