La comunidad no se atreve a ingresar a la zona por miedo a otros artefactos explosivos.
Foto archivo
15 Feb 2021 06:20 PM

Un soldado murió al pisar una mina antipersonal en Tierralta, Córdoba

Jairo Alonso
Pérez Delgado
@jperezdelgado
Esta acción fue atribuida a la banda criminal del Clan del Golfo.

Tres soldados del Batallón de Ingenieros N.º 17, General Bejarano Muñoz, fueron víctimas de la activación de una mina antipersonal, mientras adelantaban operaciones de control territorial en el corregimiento de Saiza, municipio de Tierralta en el departamento de Córdoba.

En el hecho murió el soldado José Manuel Lopera Borja, de 25 años, mientras que los demás están fuera de peligro en un centro asistencial. El Ejército atribuyó la acción a la banda criminal Clan del Golfo que hace presencia en el Alto Sinú.

Lea aquí: Declaran alerta roja por amenaza de incendios forestales, en varios municipios de Córdoba

“Rechazamos y denunciamos esta infracción a las normas del Derecho Internacional Humanitario, por la utilización de medios y métodos de guerra ilícitos, lo cual será puesto en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación”, expresó  el Ejército mediante un comunicado.

En meses pasados un campesino, en esa misma población, sufrió lesiones en diferentes partes del cuerpo y piernas, por cuenta de la activación de una mina antipersonal. El afectado fue atendido en una clínica de Montería y luego remitido a la ciudad de Medellín.

Cabe recordar la operación militar y policial 'Agamenón', mantiene la ofensiva contra Clan del Golfo y los  factores de inestabilidad en el Urabá antioqueño, cordobés y chocoano. También, adelanta operaciones en la zona donde se presentó este hecho para dar con el paradero de los responsables.

Le puede servir: En San josé de Uré Córdoba, entregaron mercados con excremento de animales y gusanos

Recientemente el Ejército capturó a alias ‘La Flaca y a 'Mogrovejo', señalados de ser integrantes del Grupo Armado Organizado Clan del Golfo en el municipio de Tierralta.

Alias ‘La Flaca’ llevaba cinco años al interior de la estructura ilegal y sería la responsable de la atención médica a los enfermos y heridos en combate, pertenecientes a este Grupo Armado Organizado.

Asimismo, coordinaba con los hospitales el no registro de integrantes de la estructura criminal en bases de datos y que las heridas por armas de fuego no fueran reportadas a la Policía.