Las emergencias se registraron en la mañana de hoy.
La vía que conduce a Cereté estuvo bloqueada durante varias horas.
Cortesía/Alcaldía
14 Jul 2020 12:11 PM

Vendaval deja sin techo a decenas de familias en Córdoba

Jairo Alonso
Pérez Delgado
@jperezdelgado
En zona rural de San Pelayo el desbordamiento de un arroyo ocasionó inundaciones.

Los organismos de socorro y funcionarios de la alcaldía de Sahagún en Córdoba realizan recorridos por los barrios La Monta, El Triunfo, Las Mercedes y San Isidro, con el fin de establecer la cifra de casas averiadas en techos y ventanas, luego del paso de un vendaval la mañana de este martes.

Son muchas las familias damnificadas porque el agua ingresó a las habitaciones de varias casas, luego de que los fuertes vientos se llevaran los techos y además ocasionaran daños a los electrodomésticos.

Los vientos huracanados además derribaron árboles y provocaron apagones en varios sectores en ese municipio, ocasionando traumatismos para sus habitantes durante varias horas.

Lea aquí : Siete barrios de Montería serán cerrados para frenar el contagio de coronavirus

La situación se extendió incluso hasta la ciudad Montería en barrios como Finzenú, Villa Caribe y La Esmeralda, también quedaron sin energía por cuenta de la caída de postes y daños en las redes eléctricas.

Según el más reciente reporte, las fuertes brisas derribaron árboles en la vía que comunica a Montería con el municipio de Cereté, provocando trancones durante varias horas.

Miembros del Cuerpo de Bomberos y Defensa Civil, fueron los encargados de evacuar las ramas que estaban atravesadas en la carretera.

Le puede servir : Aumentó a 36 la cifra de fallecidos por la tragedia de Tasajera

Mientras que, en varias veredas y corregimientos ubicados en la margen izquierda del municipio de Lorica, un vendaval arrasó con cultivos de plátano dejando a muchos agricultores damnificados.

De otro lado, un intenso aguacero en el municipio de San Pelayo provocó el desbordamiento del arroyo El Diluvio y posteriormente crecientes que inundaron miles de hectáreas de pasto.

La misma creciente inundó a muchas casas en la vereda Cañoelar, dejando pérdidas económicas porque la velocidad del agua arrasó con animales y aves. Además, daños en camas y neveras.

El número de familias damnificadas asciende a las 100, quienes necesitan ayudas humanitarias urgentes porque se quedaron sin el sustento diario. Por su parte loas ganaderos de la región comenzaron el traslado de reses y caballos a tierras secas.