Cartagena (Bolívar)
Pescadores hallaron el cuerpo a orillas del Canal del Dique entre los municipios de Soplaviento y Mahates (Bolívar)
Imagen ilustrada
13 Jul 2020 07:55 AM

Se metió al parecer con un habitante de calle y terminó en la morgue de Medicina Legal

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
Un herida en el tórax llevó a la muerte a un hombre que presuntamente habría insultado a un habitante de calle

Un hecho de intolerancia cobró una vida más en la ciudad de Cartagena, como dice el dicho, “De cualquier palizada sale un lobo”, y eso fue lo que precisamente al parecer sucedió en la madrugada del domingo 12 de julio en la heroica. 

Cuando varias personas departían en el Anillo Vial, cerca al corregimiento de La Boquilla, sucedió lo inesperado. En medio del jolgorio, uno de los que participaba en la fiesta vio que un habitante de calle caminaba en inmediaciones de su casa, quien al parecer empezó a insultar al hombre en compañía de otras personas más. 

Lea aquí: Otro accidente de tránsito se presentó cerca del corregimiento de Tasajera

Al habitante de calle no le gustó la presunta vaciladera quien a su vez les respondió también con insultos, lo que hizo que los hombres se fueran corriendo detrás de él para enfrentarlo. En el lugar se produjo una riña donde la peor parte la llevó Samir Contreras Julio de 26 años, quien recibió una mortal herida en el tórax que lo sacó de este mundo. 

Cuando Contreras fue herido en el pecho cayó al suelo, lo que fue aprovechado por su agresor para desaparecer en medio de la oscuridad del lugar. Al dar aviso a las autoridades del caso, acudieron al lugar los expertos para practicar la inspección técnica del cadáver para luego ser llevado hasta la morgue de Medicina Legal del barrio Zaragocilla.

Puede interesarle: A 34 aumenta el número de fallecidos por la tragedia en Tasajera, Magdalena

Por este hecho se han iniciado las investigaciones que permitan dar con la identificación y captura del misterioso habitante en condición de calle para que responda por el delito de homicidio, que de no ser molestado por el difunto y otros amigos, hubiese seguido su camino tranquilo y la fiesta terminado sin muerte ni llanto.