El cuerpo fue ingresado para el reclamo de sus dolientes
Orlando Ramos Esalas
17 Abr 2020 06:43 AM

Un llamado de atención a su hijastro le costó la vida a un albañil

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
Por un llamado de atención que le hizo a un hijastro terminó muerto con una herida en el tórax que lo sacó de este mundo

Jhon Fredy Salgado Valdéz, al momento de llamarle la atención a su hijastro Eduardo Luis Díaz, nunca se imaginó que su vida estaba a punto de acabar de forma trágica en este mundo. El muchacho quien no aceptó el llamado de atención, provocó una riña donde intervino una tercera persona. 

El lamentable acto de intolerancia acabó con la tranquilidad del sector San Bernardo del barrio La María, siendo las 11:30 de la noche del miércoles 15 de abril, cuando se armó la gresca que manchó con sangre la noche de aislamiento preventivo obligatorio.  

Le puede interesar: Habilitan albergues temporales para casos de coronavirus en el Atlántico

Jhon Fredy Salgado Valdéz, de 25 años, y profesión albañil, terminó enfrentándose a los puños con su hijastro, en ese momento intervino Federico Mercado Díaz, un  menor de 17 años, quienes según fueron los que agredieron con un cuchillo a Salgado Valdéz en el lado derecho del tórax, dejándolo casi inconsciente y bañado en sangre. Aunque los familiares de Jhon Fredy no perdieron tiempo y lo llevaron rápidamente al CAP de La Esperanza, la herida había hecho el daño en su cuerpo, muriendo minutos después. 

Mientras que los familiares de Salgado Valdéz lloraban la pérdida de su ser querido, la Policía Metropolitana logró capturar a Eduardo Luis Díaz  y a Federico Mercado Díaz, los cuales quedaron a disposición de las autoridades competentes para que respondan por el delito de homicidio.

Le puede interesar: Denuncian que en hospital del Atlántico no se destinaron recursos para atender la COVID-19

Las autoridades de Policía insisten en el tema de la prevención intrafamiliar, e invitan a las personas que pongan en conocimiento cualquier acto de intolerancia que se pueda estar presentando en sus hogares, o vecinos, con el fin de intervenir para evitar desgracias como la que sucedió.