Imagen de referencia.
Archivo.
10 Sep 2020 11:55 AM

Densa niebla alteró operaciones aéreas de Aeropuerto de Barranquilla

William
Vargas Velasco
@WillVargas05
Dos aviones sobrevolaron varios minutos en las inmediaciones del aeropuerto.

Por más de 30 minutos estuvieron sobrevolando dos aeronaves, un avión de la aerolínea Avianca procedente de la ciudad de Bogotá  y un vuelo humanitario debido a las malas condiciones meteorológicas que tenían los alrededores del aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz. 

El vuelo 8532 partió de Bogotá a las 6:22 de la mañana con destino a la capital del Atlántico con un aterrizaje previsto hacia las 7:46 am, sin embargo cuando se aproximaba al aeropuerto Cortissoz el piloto fue notificado de las malas condiciones del clima y no se visibilizaba la pista aérea, por lo que tuvo que sobrevolar por casi 30 minutos en los alrededores del terminal aéreo. 

Le puede interesar: Barranquilleros rechazaron el uso de la fuerza excesiva por parte de la Policía

De acuerdo con Daniel Rangel, presidente del sindicato de operadores aéreos, el vuelo tuvo que ser desviado hacia el aeropuerto Rafael Nuñez de Cartagena por la poca visibilidad. 

"Se desvió a Cartagena para que hiciera el aterrizaje seguro y que el avión no perdiera combustible esperando que se disipara la condición meteorológica", manifestó el controlador aéreo. 

Sobre la situación del sobrevuelo, Rangel, indicó que el piloto espero un tiempo, pero al ver que no mejoraba se fue hacia Cartagena y posteriormente regreso a Barranquilla.

"Luego del aterrizaje en Cartagena, espero un tiempo prudente para regresar a Barranquilla una vez mejoraron las condiciones. Aterrizó hacia las 10 de la mañana", dijo. 

El operador aéreo manifestó además que la niebla es un fenómeno normal para esta época del año y en los días próximos pueden haber otras situaciones similares. 

Lea también: Polémica por aprobación de Área Metropolitana de Barranquilla como autoridad ambiental

"Para esta época tendremos estos bancos de niebla que son producto de una condensación de una masa de aire caliente y frío que generan unas partículas de agua que forman este fenómeno en toda la sabana previa a la pista producto de la vegetación que hay en los alrededores del aeropuerto. Siempre comienza entre las 2 y 3 de la madrugada y se disipa con el sol hacia las 9 de la mañana", explicó Rangel.

Agregó que hasta el mes de noviembre se presentará el fenómeno natural que en algunas ocasiones tendrán que ser desviados o que los pilotos puedan aterrizar por instrumentos.