Sepelio Polonnuevo
Cortesía
17 Ene 2021 02:38 PM

Denuncian aglomeraciones durante un sepelio en Polonuevo, Atlántico

William
Vargas Velasco
@WillVargas05
Los asistentes no guardaban el distanciamiento social.

Un nuevo hecho de aglomeraciones se presentó en el municipio de Polonuevo, Atlántico. Esta vez fue por un sepelio en el que decenas de personas violaron todas las medidas de bioseguridad estipuladas en la emergencia sanitaria por Covid -19. 

Los familiares, amigos y conocidos de Harlinton Andrés Cantillo Ariza, quien fue asesinado a bala el pasado jueves, recorrieron las calles del municipio de Polonuevo para acompañarlo hasta su última morada, sin embargo, ninguno acató las normas sanitarias para controlar la pandemia del coronavirus. 

Le puede interesar: Murió en Barranquilla el escritor Ramón Illán Bacca

Un río de personas acompañó el cortejo fúnebre sin tener en cuenta el distanciamiento social, antes de sepultarlo abrieron el cajón y se aglomeraron para despedirlo. 

El alcalde de Polonuevo, Edgardo Martes, lamentó la muerte del joven pero también rechazó la indisciplina social por parte de los acompañante en el cortejo fúnebre.
 
"Nosotros cuando supimos de esto tomamos el control, llamé al padre de la iglesia municipal pidiéndole la colaboración para evitar este tipo de aglomeraciones. Lamentablemente la gente piensa que como el muchacho no falleció de covid no hay peligro", dijo el Alcalde de Polonuevo. 

Lea también: Apagan fiesta multitudinaria en barrio de Polonuevo (Atlántico)

La actual situación del Covid en este municipio son de 45 personas activas con el virus y más de 20 han fallecido como consecuencia del virus. Es por eso que las autoridades le hacen un llamado a los polonueveros para que mantengan las medidas para prevenir la propagación del virus. 

"El virus no ha terminado, es por eso que le insistimos a la población que mantengan las medidas y así contener el virus. Aún hay 45 casos activos y en los últimos días se han incrementado los casos", puntualizó el mandatario.

Cabe recordar que el fin de semana anterior, decenas de personas realizaron una fiesta de Carnaval en un barrio del municipio que tuvo que ser intervenida por las autoridades de la Policía.