Los restos de madera están apilados en sectores de las playas mientras son recogidos.
Vanessa Saldarriaga
31 Mayo 2021 09:44 AM

Incrementa arribo de restos de madera y basuras a playas de Puerto Colombia

Vanessa
Saldarriaga Soto
@saldarriagasoto
Ambientalistas del municipio advierten que hasta animales muertos han encontrado en las playas.

Toneladas de basura llegan a diario con cada embestida de las olas a las playas de Puerto Colombia, un pequeño municipio ubicado a 15 kilómetros de la desembocadura del río magdalena. Este fin de semana nuevamente los turistas se encontraron con playas llenas de pedazos de árboles cortados que aún no han sido recogidos.

Desde la Alcaldía municipal reportan que en 2020 recogieron 2700 toneladas de desechos y que en lo que va de este año van 800. Aunque la cifra se ve diezmada, en realidad sería la falta de lluvias de los últimos meses lo que ha evitado la llegada de golpe de miles de materiales flotando como isla, tal y como hace un año se registró.

Sin embargo, su llegada es una cita inaplazable que hasta a cuenta gotas se cumple y que tiene fecha de arribo para los meses de junio y julio. Edson Forbes, líder ambientalista del municipio, advierte que hasta animales muertos han encontrado.

“Esa corriente arrastra animales peligrosos, trae culebras, cocodrilos, caimanes; trae elementos peligroso aparte de vidrios y plásticos que alejan de una manera grave el turismo. Y eso es algo que afecta a muchas familias”, indica.

Pero la pandemia por el covid-19 también ha dejado su marca. Así lo indica Armando Sanjuan, secretario de medio ambiente de Puerto Colombia. Hemos venido observando que se están presentado situaciones delicadas, porque ya no son solo recursos naturales, sino que también están llegando jeringas, tapabocas, elementos de hospitales; lo que complica la situación”, expone el funcionario.

Es así como 40 mil habitantes de un municipio sufren la indolencia ambiental de los residentes de los 728 municipios por los que sí pasa el río grande de la Magdalena. Ellos pagan a la empresa Triple A, vía tarifa, el costo de recoger la basura de los colombianos de unas playas atestadas de troncos, chancletas y peinillas plásticas.

Por esto en diciembre fue incluido Puerto Colombia como municipio no ribereño, bajo la juridiscción de Cormagdalena, para resarcir este daño. Sin embargo, desde entonces solo ha habido reuniones y ni un giro de recursos.

“No se está ejecutando ningún recurso por parte de ellos. Lo que se ha hecho es presentar un proyecto para buscar los recursos. La entidad de Cormagdalena está de puertas abiertas para darnos la asesoría técnica mientras se aprueba el proyecto”, indica Sanjuan.

Los líderes como Edson reconocen que la recolección de los recursos se da de modo oportuno, pero reconoce que falta inversión para resarcir el daño ambiental que se genera, especialmente a los mangles que respiran entre el plástico.

Para junio y julio se estaría dando el inicio de temporada de basuras. Muchos alistan palas y escobas, para limpiar lo que falten. Mientras tanto, el municipio espera respuesta de Cormagdalena para no solo invertir en limpieza, sino también en recuperación ambiental y reutilización de los desechos.

Fuente
sistema de informacion integrado