Vivieron momentos críticos
Colombia recuperará su pulso, su vitalidad, su fuerza.
Colombia es un gran país, un gran pueblo que no se rinde ante las dificultades. Este virus no nos vencerá, al contrario, nos va a hacer más fuertes como sociedad.
Cortesía//Policía de Bolívar
29 Ago 2020 01:51 PM

Dos guerreros que le ganaron la batalla a un malvado virus llamado Covid-19

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
Con historias distintas pero unidas por una enfermedad, hoy estos hombres agradecen a Dios por la nueva oportunidad de vida

Cuando estamos pronto a cambiar la estrategia en la lucha contra la pandemia del nuevo Coronavirus en Colombia, con la implementación del “Aislamiento Selectivo” por parte de la Presidencia de la República, muchas cosas cambiarán, por ejemplo, las prohibiciones serán muy pocas y entrará a jugar un papel fundamental el compromiso individual.

Esto implica que la corresponsabilidad ciudadano-Estado debe ser coadyuvante de parte y parte para ganarle la batalla al Covid-19, por lo que a partir del 1° de septiembre las acciones se deben ver reflejadas en el interés y autocuidado de cada persona.

En Colombia a la fecha de esta publicación, el virus ha infectado a 582.022 personas, de las cuales ha cobrado 18.468 vidas y 417.793 se lograron recuperar. Para el caso de Cartagena, las estadísticas hablan que en la capital de Bolívar ya son 20.145 los infectados, 516 fallecidos y 18.468 recuperados; precisamente hoy les contaremos dos historias de personas que le ganaron la batalla al mortal virus. 

Le puede interesar: Mindeportes confirmó reactivación de ciclovías, gimnasios y escuelas de formación

Son ellos, el Intendente Juan Muñoz Palacio, quien de sus 37 años de vida lleva más 18 en la Policía Nacional, y José de La Cruz Torres Bayuelo, de 40 años, un carmero con grado de intendente. Dicen que jamás en su vida se habían enfrentado a algo igual que este malvado virus. Pero que hoy, Dios les ha dado la oportunidad de contar sus historias. Muñoz Palacio procedente de Medellín Antioquia, una tierra donde sus hombres y mujeres son echados para adelante y emprendedores, un día quiso hacer parte de la Policía Nacional. 

“Me motivo ingresar a la Policía por ser una empresa que ofrece una estabilidad laboral, es una de las mejores empresas de Colombia. Siempre me gustó la institución. Entre a la escuela en el año 2002 y me gradué como Patrullero en el 2003. Luego se presentó la oportunidad para hacer el curso de subintendente y ahora de intendente”

Este hombre a lo largo de su carrera en la fuerza pública se ha desempeñado en la Seccional de Tránsito y Transporte, y en los últimos diez años en la Unidad Básica de Investigación Criminal, la cual se encarga en llevar las investigaciones de personas que fallecen en siniestros viales, y el hurto a pasajeros en vías nacionales.

Lea también: Barranquilla recibió 40 respiradores no invasivos para la atención del COVID-19

Los ciudadanos del común y corriente cuando ven a una persona portando un uniforme de la fuerza pública infundiendo el respeto por defender nuestra patria, los ven como hombres y mujeres indestructibles, pero no es así, porque son de carne y hueso igual a los demás. Y precisamente, a este policía, cuyo uniforme que infunde respeto, fue atacado por un enemigo que nunca vio, solo sintió su mortal presencia. “No tengo conocimiento de cómo me contagié con el Covid-19, eso fue a comienzo del mes de junio” Dijo. 

Una vez inició la pandemia, empezó a seguir todos los protocolos de bioseguridad impartidos por el gobierno nacional y el ministerio de salud, sin embargo, un día empezó a sentir dolencias en el cuerpo, fiebre y un cansancio excesivo. Motivo por el cual se hizo la prueba, la cual dio positivo. 

“Me entró una tristeza enorme, porque uno no sabe qué va a pasar. Cada día me preocupaba porque los síntomas fueron avanzando, dificultad para respirar, la fiebre, el dolor. Tenía mucho miedo de ir a la clínica.   Estuve aislado por más de 30 días, es un tema muy complejo porque no deja de sentirse uno solo, el no salir a la calle como antes para verse con amigos, es muy complejo”

Muñoz Palacios, tomó la decisión de no decirle a su familia lo que pasaba, solo les dijo que estaba trabajando fuera de la ciudad para no preocuparlos.

Lea aquí: Trabajadores del Cerrejón se irían a huelga por cambio de turnos

“El mayor temor que yo sentí, bueno aparte de la muerte, fue contagiar a mis hijos a mi familia, a las personas con las que yo trabajo, con las que a diario convivo, por esos tuve que respetar mucho el aislamiento. Algunos compañeros han perdido la vida, amigos, vecinos que no corrieron con la misma suerte que yo”.

Finalmente, y luego de haberle ganado la batalla, como el mismo lo dice, a “ese malvado virus, le hace la siguiente recomendación a su institución. “La Policía Nacional tiene que desarrollar más capacitaciones para el personal con este tema, siempre estamos expuestos en los procedimientos, en los puestos de control, en el diario vivir con los compañeros, para evitar ser contagiados nosotros mismos y nuestras familias. A los compañeros decirles que se cuiden mucho, que no descuiden el más mínimo detalle en la protección, sobre todo en los procedimientos que a diario nos toca atender”.

Por su parte José de La Cruz Torres Bayuelo, quien ingresó a la Policía en el año 2002 a través de la Escuela Rafael Núñez de Corozal. Ha trabajado en el Chocó, San Andrés Islas y actualmente se desempeña como comandante de la Subestación El Salado, jurisdicción de El Carmen de Bolívar, Segundo Distrito de la Debol.

Dice que no sabe en qué parte fue contagiado, ya que con los que compartió todos están bien de salud. "El 15 de julio por la noche me empecé a sentir mal con fiebre, y el 19 me hice la prueba PCR en el Hospital Monte Carmelo de El Carmen, donde salió positivo".

Puede leer: El seis de septiembre se reanudarán los vuelos a San Andrés

“Es una experiencia que no se la deseo a nadie, estuve durante ocho (8) días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), de la clínica Cardiovascular Jesús de Nazaret, donde me mantuvieron boca abajo para mejorar mi respiración debido a la infección pulmonar”.

Dice que fueron días muy difíciles en su vida el haber estado allí, escuchar a los demás pacientes quejarse, los médicos y enfermeras reanimar a mucha gente, fue tormentoso, así como ver diariamente fallecer a gente.

“La verdad no sé cómo irá a seguir mi estado de salud, estoy en recuperación, lo que sí aseguro es que la recuperación es muy lenta, me agito mucho al caminar, al subir escaleras, hablo pausado. Esta enfermedad le disminuye mucho a uno el rendimiento físico, me pongo muy nervioso, a veces no concilio el sueño porque no sé cómo va a seguir siendo mi vida, si me cambian de puesto. Una visita Psicosocial me ayudará mucho”.

Hoy este hombre ha podido ganarle la batalla al Covid-19, dice que no ha sentido tanto miedo en la vida como ahora, ni con la violencia en los Montes de María que le tocó vivir, quien agradece a Dios, a los médicos y enfermeras por todo lo que hicieron por él, para que saliera victorioso. 

Ingrese aquí por más información: Fallece el soldado colombiano que fotografió la Guerra de Corea

"Estoy seguro de que todos unidos vamos a dar ejemplo una vez más de responsabilidad, de sentido del deber, de civismo y humanidad, entrega, esfuerzo y sobre todo de solidaridad. Ahora debemos dejar a un lado nuestras diferencias, debemos unirnos en torno a un mismo objetivo, superar a este enemigo silencioso llamado Coronavirus”.

"Ahora tenemos que resistir, que aguantar, y tenemos que adaptar nuestros modos de vida y nuestros comportamientos a las indicaciones de nuestras autoridades y a las recomendaciones de nuestros expertos para ganarle al virus. Todos y cada uno somos parte de la solución de esta crisis. Esta crisis es temporal, un paréntesis en nuestras vidas, volveremos a la normalidad, sin duda. Lo haremos más temprano que tarde si no bajamos la guardia".

Puede interesarle: Que no lo pillen mal parqueado porque el DATT lo va a multar

La Recuperación de estos dos hombres que le sirven a la patria, no hubiese sido posible sin la ayuda espiritual y la ciencia médica, fue así como tanto ellos como sus familias, compañeros de la institución y amigos, se unieron en cadena de oración para elevar sus plegarias a Dios, quien las escuchó, y permitió que salieran adelante.

Colombia recuperará su pulso, su vitalidad, su fuerza, es un gran país, un gran pueblo que no se rinde ante las dificultades. Este virus no nos vencerá, al contrario, nos va a hacer más fuertes como sociedad.

Seccional de Tránsito y Transporte
Se ha desempeñado en la Seccional de Tránsito y Transporte, y en los últimos diez años en la Unidad Básica de Investigación Criminal, la cual se encarga en llevar las investigaciones de personas que fallecen en siniestros viales, y el hurto a pasajeros en vías nacionales.
Cortesía//Policía de Bolívar
Fuente
Alerta Caribe