Pistola
Pistola
Pixabay / Skitterphoto
23 Mayo 2022 09:48 AM

Investigan muerte de mujer que apareció con letrero del ELN en Cesar

María Alejandra
Vence
@alejavence
La víctima fue hallada por habitantes que transitaban por el sector, dando aviso a las autoridades.

Las autoridades del Cesar investigan la muerte de una mujer que fue encontrada sin vida con un letrero que decía: ‘Por sapa, el ELN’. 

Lea también: “Pido al cielo justicia”: Luis Cassiani sobre denuncias de “complot” contra Gloria Estrada

Se trata de Érica Amaya López, de 27 años, quien fue asesinada en la vereda Las Corroteras, zona rural de González, sur del departamento. La víctima fue vista por unos habitantes que transitaban por el sector quienes dieron  aviso a las autoridades para la respectiva investigación. 

Existe preocupación en esa zona del Cesar, tras el mensaje alusivo a la guerrilla del ELN que fue dejado al lado del cuerpo sin vida de la mujer,  en el que se expresa el motivo de su asesinato. No obstante, las autoridades aún no determinan los móviles del crimen y si detrás del asesinato está el grupo armado u otros asesinos que dejaron el letrero para desviar la atención del caso.

“Todo es materia de investigación. La fiscal ya  viene manejando casos similares que se han presentado en el municipio de González, Cesar. Estamos a la espera de esta investigación sobre el particular de quienes son los responsables de este hecho”, sostuvo el secretario de Gobierno departamental, Eduardo Esquivel López. 

El cuerpo  fue trasladado al municipio de Ocaña, Norte de Santander, para la respectiva necropsia.  

Érica Amaya era oriunda del municipio de Teorema de Norte de Santander, región donde tenía a sus familiares. 

Le puede interesar: A filo de machete y golpes mataron a presunto ladrón en Tierrabaja vereda de La Boquilla

Cabe mencionar que en el departamento del Cesar hay injerencia de los grupos armados Clan del Golfo y el ELN, cuyos miembros estarían ejerciendo actividades criminales del narcotráfico, microtráfico, extorsiones, entre otras.

Por lo anterior, al departamento comenzaron a llegar alrededor de 300 uniformados del Ejército Nacional y la Policía Nacional, para garantizar la seguridad de los habitantes. 
 

Fuente
Sistema Integrado de Información