Murió cuando intentaba escapar
Archivo
1 Dic 2020 08:28 AM

Un hombre terminó con un machete incrustado en la espalda en pelea callejera

Orlando
Ramos Esalas
@ramosesalas
Muchos habitantes llaman a la reflexión y tolerancia

La intolerancia volvió a tomar partido cuando dos hombres que se encontraban consumiendo licor en una reunión en compañía de otras personas, salieron de discusión por motivos desconocidos y se fueron a los machetazos en medio de una calle. 

El ambiente se calentó rápidamente en el lugar y de las ofensas pasaron a los hechos violentos, fue allí, cuando aparecieron los machetes que nadie sabe de dónde fueron sacados.

Lea también aquí: Hombre mató a su hermano en fatal accidente en Bosconia (Cesar)

El par de sujetos se se enfrentaron salvajemente en un sector de la calle La Candelaria del municipio de Clemencia (Bolívar) con machete en mano, siendo las 10 de la noche del pasado domingo, lo que produjo un sangriento episodio que no será fácil olvidar para quienes presenciaron la escena.

Jesús David Medina Anaya, fue quien perdió el duelo cuando recibió varias cortadas con un oxidado machete, que su contendor terminó incrustándoselo en la espalda, lo que por poco le causa la muerte. 

Le puede interesar: Cinco jibaretes fueron pillados a quienes les encontraron 98 dosis de base de coca listas para la venta

El hecho causó pánico por la forma como se dio, cuentan algunas personas que a los hombres no los lograron separar en su sangriento desafío. Caído al suelo y con las heridas, Medina Anaya fue auxiliado rápidamente por quienes estaban en la celebración.   

De Clemencia fue llevado a la clínica Madre Bernarda, de Cartagena, allí se recupera de las lesiones recibidas con el arma blanca.

Ingrese aquí por más información de su interés: La Policía le daño diciembre a banda de fleteros que operaba en el mercado de Bazurto

Del agresor se ha conocido que al parecer sería un vecino de la víctima, lo cual no ha sido confirmado por la Policía. Entre tanto las autoridades no han reportado captura por este caso, y del estado de salud del agresor tampoco se conocen detalles.